TRAS LA DEVALUACIÓN, EL MERCADO ESPERA 55% DE INFLACIÓN EN 2019 Y UN AÑO MÁS DE RECESIÓN

TRAS LA DEVALUACIÓN, EL MERCADO ESPERA 55% DE INFLACIÓN EN 2019 Y UN AÑO MÁS DE RECESIÓN

De acuerdo al REM, la inflación en agosto será del 4,3% y del 5,8% en septiembre. El Indec lo confirmará a once días de las presidenciales.

(Por Marcia Dell'Oca - LPO).-La inflación esperada se elevó al 55% para 2019 luego de la devaluación posterior a las PASO, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del mes de agosto que publicó este martes el Banco Central. En tanto que para el año, se espera que la recesión se profundice y la economía cierre el año con una caída del PBI del 2,5%.

"Los analistas revisaron sus previsiones de inflación nivel general. Sus pronósticos de corto plazo indican que la tasa de inflación mensual promedio se elevará hasta 4,3% mensual entre agosto y diciembre de 2019, luego de registrar una variación de 3,3% durante los primeros siete meses del año", informó.

La inflación esperada para agosto fue del 4,3% al igual que en octubre, notoriamente por encima del "tres y pico" proyectado por Mauricio Macri para el mes pasado. Para septiembre se pronosticó un pico del 5,8% mensual de acuerdo a la mediana y del 5,9% según el promedio de los 39 especialistas consultados. El número efectivo de la inflación lo dará a conocer el Indec el 16 de octubre, a solo 11 días de las elecciones generales.

El Indec dará a conocer 11 días antes de las elecciones un pico de inflación cercana al 5,8% mensual de septiembre.

El salto en las expectativas de inflación fue de 15 puntos porcentuales respecto del 40% que se esperaba un mes atrás para todo 2019 y de 10 puntos para la del año próximo que se elevó al 38%.

Estas proyecciones contemplan el impacto de las medidas que el gobierno tomó para contener los precios como el congelamiento de las naftas, por eso se espera que la inflación núcleo -que excluye los precios regulados- sea incluso mayor: del 5% para agosto, 6,5% en septiembre y 57,6% para 2019, es decir 16,2 puntos más que lo que se esperaba un mes atrás.

Los analistas del REM previeron una variación del Producto Interno Bruto (PIB) real para 2019 de -2,5%, prácticamente duplicando el 1,4% que se pronosticaba en julio. Esto es producto de una fuerte revisión a la baja del crecimiento sin estacionalidad en el segundo trimestre (0,2%) y la segunda mitad del año cayendo al 0,7% trimestral (contra un crecimiento previamente proyectado del 0,5%).

No son solamente tres trimestres más de recesión, sino que -por su arrastre- la recesión de este año se llevaría puesta la recuperación de 2% que se proyectaba para el año que viene hasta el mes pasado. La revisión de las proyecciones para 2020 estimó que la actividad económica se contraerá 1,1% y recién en 2021 la economía volverá a crecer un 1,9%, 6 décimas menos que lo proyectado un mes atrás.

Como consecuencia de la devaluación y la rigidez de la política monetaria, los analistas consideraron que en diciembre la tasa de interés de Leliqs será del 73,16% y recién en agosto del año próximo descenderá al 50% nominal anual. Pero no bastará con la alta tasa de interés para que el dólar se calme: para diciembre se espera que el tipo de cambio mayorista sea de $66,7, es decir $17,3 más de lo que se esperaba un mes atrás y casi once pesos por encima de los $55,90 a los que cerró hoy.

Finalmente, el REM ratificó su proyección de que las metas fiscales acordadas con el FMI no se cumplirán. Con un déficit fiscal de $142.600 millones, el rojo de las cuentas públicas superará el 0,6% del PBI. Si ya hasta el mes pasado descartaba que Dujovne lograra cumplir con el tope del 0,5% del "déficit cero" acordado con el FMI, tras las medidas anunciadas por Macri tras las PASO y la mayor recesión, directamente descartan que Hernán Lacunza alcance el objetivo convenido con el Fondo.