SEPARACIÓN DE RESIDUOS: LA RECOLECCIÓN SE MANTENDRÁ SIN CAMBIOS PARA EL VECINO PERO SOLICITAN DIFERENCIAR DESPERDICIOS SECOS DE HÚMEDOS

SEPARACIÓN DE RESIDUOS: LA RECOLECCIÓN SE MANTENDRÁ SIN CAMBIOS PARA EL VECINO PERO SOLICITAN DIFERENCIAR DESPERDICIOS SECOS DE HÚMEDOS

El 1 de noviembre comienza la campaña de separación domiciliaria. La idea es que martes y jueves se dispongan solamente desperdicios reciclables como papel, vidrio, plásticos y telas sin mezclar con elementos orgánicos (húmedos) como los restos de comida, frutas o elementos engrasados.

La idea es que los martes y jueves salgan los camiones completos de residuos secos para el reciclaje”, comentó Mauro Lucero, director de Recolección de Residuos de la Ciudad sobre la campaña de separación domiciliaria que pondrá en marcha la Municipalidad desde este domingo. Buscan optimizar el reciclado y disminuir el enterramiento de basura y el impacto ambiental de materiales que pueden ser reutilizados. La iniciativa es coordinada por la Subsecretaría de Control Ambiental y la Dirección de Recolección de Residuos.

Acerca de interrogantes que surgieron respecto de la recolección que se hará desde el 1 de noviembre, Lucero aclaró que lo que se pide es la colaboración de los vecinos para que martes y jueves saquen sólo residuos secos como cartón y papel, vidrio (si está roto, guardarlo en cajas), telgopor, metales, botellas plásticas y latas sin líquido, tapitas, ropa y telas. Y el resto de los días de la semana específicamente residuos húmedos como cáscaras y restos de comida, pañales y servilletas, envases sucios, mojados o engrasados.

No obstante, aclaró: “Si no cumplen todos los vecinos con la separación, nuestra responsabilidad es levantar igualLa idea es que ayuden en los hogares para facilitar las tareas del personal del Centro de Disposición Final (CDF) que realiza la separación”.

Sobre la utilización de bolsas distintas, para la diferenciación de residuos, Lucero remarcó que sería “ideal”, aunque reconoció que se espera una larga adaptación. “Empezaremos de a poco, sacar lo que corresponde cada día. Va a costar, es una campaña a largo plazo y apostamos al compromiso de la gente”, sostuvo.

SIN CAMBIOS DE HORARIO NI METODOLOGÍA

El funcionario adelantó que realizarán campañas para que la ciudadanía vaya adecuándose a la medida. No obstante, enfatizó que “la metodología va a seguir siendo la misma, va a pasar el mismo camión en los mismos horarios”, y reiteró: “Al vecino no se le va a modificar nada, sólo le solicitamos el compromiso de separar los residuos secos para que puedan ser tratados de mejor manera por la gente que trabaja en el CDF”.

Además, consideró: “La Subsecretaría de Control Ambiental ha lanzado una campaña de recolección diferenciada sumamente necesaria. Nosotros, desde Recolección, vamos a hacer la parte logística: retirar este residuo separado ya desde la vivienda, a partir de la semana que viene”.

UNA CIUDAD MÁS LIMPIA CON EL COMPROMISO DE TODOS

Lucero señaló que el objetivo de la recolección es dejar la ciudad limpia cada día y aclaró que en el caso de que no se separen los residuos, las bolsas serán igualmente retiradas de los domicilios.

No obstante, precisó: “Le pedimos compromiso y conciencia al vecino respecto del impacto que generan los residuos en el medio ambiente. Sabemos que va a costar en un primer momento, pero la Ciudad viene avanzando mucho en temas ambientales y nosotros vamos a seguir poniendo de nuestra parte”.

CUIDADOS PARA PRESERVAR LA SALUD DE LOS RECOLECTORES

En tanto, desde el Municipio elevaron una serie de recomendaciones para disponer, de manera adecuada, residuos cortopunzantes como vidrios, latas, cubiertos en desuso, clavos y jeringas, entre otros elementos peligrosos, que normalmente son descartados sin precaución en la basura domiciliaria.

En relación a esto, Lucero remarcó que la forma indicada de sacarlos a la vía pública es envolver en cajas de cartón los elementos cortopunzantes y de esta manera evitar que traspasen las bolsas y generen lesiones a los recolectores al retirarlas de los cestos.

También, mencionó que otro de los métodos es usar una botella de plástico, abrir la parte superior, colocar los restos peligrosos y luego volver a sellar. En tanto, recomendó señalizar con un cartel este tipo de desperdicios y colocarle “doble bolsa”, para que el operario sepa de antemano las condiciones de los residuos. Además, en estas épocas de pandemia, resulta importante para la salud de los recolectores, desinfectar las bolsas con alcohol o lavandina antes de sacarlas a los canastos.

Mauro Lucero, director de Recolección de Residuos de la Ciudad.