SE PREPARA EL TERRENO PARA COMENZAR CON LOS CIMIENTOS DE LA FUTURA ESCUELA DE LA PUNTA

SE PREPARA EL TERRENO PARA COMENZAR CON LOS CIMIENTOS DE LA FUTURA ESCUELA DE LA PUNTA

Luego de un arduo trabajo de limpieza del predio, se comenzaron los trabajos de movimiento de suelo y replanteo. El diseño de este nuevo establecimiento educativo se conectará con el ambiente natural y tendrá espacios amplios y flexibles.

Conexión directa con el exterior, ventilación cruzada, iluminación, espacios flexibles para acondicionar su uso y función, de manera renovable. Son algunas de las características de la futura escuela que se construye en la ciudad de La Punta. Como política de estado, se proyectan diseños pensados en la nueva realidad pos-pandemia y, además, cuidando el medioambiente.

El jefe del Programa de Grandes Obras de Arquitectura, Cristian Rasmussen, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, explicó que una de las características en las que se basó el proyecto fue la comunicación con el ambiente en el que estará inmerso el establecimiento. “Los docentes y alumnos tendrán constante contacto con la naturaleza y las aulas tienen la posibilidad de salida directa al patio con clases al aire libre. Por eso, en la etapa de limpieza, se tuvo la precaución de cuidar la flora y se tuvo en cuenta la ubicación de los árboles, protegiendo su crecimiento para que pueda ser parte de la escuela durante muchos años”, acentuó. El monto de la futura escuela supera los $316.570.000 y el plazo de ejecución consta de 330 días.

La sustentabilidad será una particularidad que permitirá, además, inculcar en el alumnado una conciencia medioambiental. Se colocará iluminación tipo LED tanto en el interior como en el exterior, termotanques solares/híbrido para agua caliente sanitaria, de alta recuperación para el ahorro energético y el aprovechamiento de la energía solar.

Espacios interiores y exteriores

La comunidad educativa podrá disfrutar de espacios iluminados y ventilados, con áreas comunes que tendrán grandes ventanales para iluminación natural y ventilación; por otro lado, tendrán la posibilidad de acceder a través de puertas ventanas a espacios exteriores para dar clases. Las aulas contarán con módulos flexibles de no menos de 7m x 7m, con la posibilidad de adaptar por medio de paneles móviles a mayores o menores espacios de acuerdo a las necesidades. En el SUM habrá un escenario desmontable, su superficie total tendrá aproximadamente 640 m2 libres, con el objetivo de contener una cancha de básquet reglamentaria.

Las actividades deportivas las realizarán en un playón polideportivo de 1.125 m2; en el patio habrá juegos para el nivel primario; espacio lúdico para el secundario, con un diseño innovador y didáctico, agrupados en islas, con piso sintético o de goma y garantizará la seguridad de los niños; además estarán equipados con áreas de descanso, senderos de vinculación, mesas y bancos.