“SE ESTÁ CRIANDO AL PRIMO HERMANO DEL MONSTRUO…”, ASEGURA MELCONIAN CRITICANDO AL GOBIERNO NACIONAL

“SE ESTÁ CRIANDO AL PRIMO HERMANO DEL MONSTRUO…”, ASEGURA MELCONIAN CRITICANDO AL GOBIERNO NACIONAL

(Por Eduardo Gargiulo).- El economista Carlos Melconian volvió a apuntar contra el Fondo Monetario y el programa económico del Gobierno, en una conferencia que dio en Córdoba. 

Criticó el programa diseñado por el nuevo titular del Central al cuestionar la emisión de Leliq y avisó que "no sea cosa que te las tengas que poner de sombrero". Auguró meses duros con caída del salario y recesión. 

El primer presidente del Banco Nación en la era Mauricio Macri criticó duramente la política económica del equipo que encabeza Nicolás Dujovne y el paquete de medidas que está aplicando el nuevo presidente del Banco Central Guido Sandleris con las tasas y la emisión de Lelic. 

El régimen monetario del flamante presidente del Banco Central, Guido Sandleris, despierta dudas sobre su sostenibilidad en el tiempo en dos frentes. Primero, crecen las advertencias porque las tasas de interés pasivas arriba del 80% generan un stress financiero que condena a las Pymes pese a los esfuerzos puntuales de la banca pública por darles un poco de aire. Y en segundo lugar, los economistas advierten que si con las Lebacs se había armado una "bola de nieve" que devino en "bomba de tiempo", con las nuevas Letras de Liquidez (Leliqs) del Banco Central se está haciendo lo mismo y a mayor velocidad. 

Melconian sostuvo que "si de verdad quieren llegar a una inflación de 20% en 2019 va a ser una recesión muy dura" que tendrá como eje principal una brusca caída del salario lo que implicará otra caída del consumo. "Ahora se vienen cuatro trimestres duros. La referencia es a la etapa de fines de 2007 y comienzos de 2008, cuando la actividad llegó a caer 7% algunos meses”, pronosticó. 

Durante una conferencia en la provincia de Córdoba afirmó que "el programa del Gobierno fracasó" y que el primer acuerdo con el Fondo Monetario Internacional "no generó los resultados esperados”. “El nuevo programa es exigente para poner plata, las medidas fiscales, monetarias y cambiarias son para que corrijas los u$s 3000 millones que compraba mi tía: para que escupan dólares”, añadió. 

"Córranse que me hago cargo, esa es la historia del Fondo. El ministro de Hacienda y el presidente del Banco Central toman mate y pasan una vez al día, a las 17, y mandan a Washington una planilla. No hay oposición, porque si no, es para hacerse un picnic. Esa es la suerte con la que Macri compensa lo que recibió”, describió duramente. 

Pero aún fue más duro con el programa de Guido Sandleris al frente del Banco Central centrado en la emisión de Leliq al considerar que "se está criando de a poquito el primo hermano del monstruo. Guarda, no te las vas a poner de sombrero a las Leliq”. Sobre el futuro del dólar comentó que aún "no sabemos hacia dónde va. Si baja la demanda, tendremos menos necesidad de oferta”. 

Similar explicación brindó por separado el economista y profesor de la USAL, Héctor Rubini: "El instrumento de control monetario es el mismo que el del plan abandonado: subir encajes y subir la tasa de interés", lo que en su opinión es un riesgo por el ritmo al que vienen elevándose los intereses de deuda que debe pagar y aspirar semana a semana el Banco Central. "Una vez más, veo más objetivos que instrumentos", aseguró. 

Rubini precisó que "el Banco Central opta por las Leliqs para que detener la demanda de dólares y cumplir con el compromiso de desarme de las Lebacs; pero si no pagan una tasa cada vez más alta, se arriesgan a que se les caiga la demanda de las Lecaps y las Letes a colocar en lugar de las Lebacs que van desarmando. Y además entre agosto y septiembre emitieron en exceso y para absorber esos pesos ahora necesitan colocar deuda en los bancos y no lo han hecho. Por lo tanto, la ´bomba de tiempo' de nuevas compras de dólares sigue sin desactivarse". 

"Personalmente creo que yo hubiese frenado el desarme de Lebacs, con suba de encajes y una operación de pago de Letras intransferibles que le dé al Banco Central la posibilidad de hacer operaciones de mercado abierto. Ellos optaron por esto que puede llevar a una estampida de tasas de interés de final incierto. Me parece que por querer controlar la oferta de dinero, pierden el control de la demanda con el riesgo de verse forzados a vender los dólares del FMI en el mercado de cambio, lo cual no es una señal de fortaleza. Sin más medidas de ajuste de ajuste fiscal, esto solo cierra con una fuerte destrucción de la economía real", concluyó. 

twitter.com/ApuntesSL