NUEVO PROCEDIMIENTO PENAL: “QUE LOS PROTAGONISTAS DEL CAMBIO SEPAN QUE SI NO MODIFICAN LAS PRÁCTICAS, LA REFORMA NO VA A CAMINAR”

NUEVO PROCEDIMIENTO PENAL: “QUE LOS PROTAGONISTAS DEL CAMBIO SEPAN QUE SI NO MODIFICAN LAS PRÁCTICAS, LA REFORMA NO VA A CAMINAR”

Así lo afirmaron los docentes del Programa de Capacitación en Litigación Oral Penal, Dres. Miguel Kessler y Oscar Díaz, respecto a la futura implementación del nuevo sistema acusatorio penal en la justicia puntana. 

Los días 8 y 9 de octubre pasados, integrantes del fuero penal de la Magistratura y la Función Judicial de San Luis junto a abogados/as del foro local iniciaron el trayecto formativo “Programa de Capacitación en Litigación Oral Penal”.  

En el Salón Blanco del Palacio de Justicia, los docentes, a cargo de las primeras jornadas de este trayecto informativo, el Dr. Miguel Kessler -abogado y fiscal en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- y el Dr. Oscar Díaz -abogado y auxiliar fiscal de la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas de Flagrancia Sur de Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, profundizaron sobre los principios y reglas del proceso penal acusatorio y adversarial; diferencias entre el sistema inquisitivo y el mixto; los nuevos roles en el proceso acusatorio adversarial, los roles del juez, el fiscal y el defensor; la oralidad previa al juicio; entre otros temas.

En el marco de la futura implementación del nuevo sistema acusatorio penal en la justicia puntana, los capacitadores, en una entrevista realizada por este medio, distinguieron el actual sistema acusatorio del nuevo sistema adversarial, cuáles serán los nuevos roles de los operadores judiciales, la importancia de la litigación oral y los principales desafíos al momento de implementar el nuevo sistema.

DIFERENCIA DE SISTEMAS. LOS NUEVOS ROLES EN EL PROCESO ACUSATORIO ADVERSARIAL

El fiscal Miguel Kessler explicó que “la adopción de un sistema acusatorio adversarial se diferencia del sistema mixto. En realidad, el sistema mixto es mixto porque comparte una etapa preliminar escrita y una etapa de juicio oral.

El cambio de sistema de enjuiciamiento por un sistema acusatorio adversarial trae muchísimos beneficios. Primero se traslada la oralidad también en la etapa preliminar y eso genera que la plataforma de la resolución del caso sea una audiencia en donde se reúnen todas las partes, es decir todos los sujetos del proceso, llámese el juez, el fiscal y el defensor. El fiscal y el defensor en igualdad de armas, es decir, los dos tienen los mismos recursos, se autocontrolan y lo beneficioso es que el juez ejerce para lo cual él ha sido designado como juez, que es juzgar, resolver el proceso y ponerle fin al caso”. En este sentido, aclaró que los fiscales van a ser los encargados de la investigación, “los fiscales van a ser los titulares de la acción y la defensa va a resistir al poder punitivo del Estado, manifestando a través del fiscal, que es además el representante de los intereses de la sociedad en su conjunto. Y el juez resuelve el caso en base a lo que escucha tanto de la fiscalía como la defensa”.

UN NUEVO SISTEMA QUE PRIVILEGIA LA ORALIDAD, LA TRANSPARENCIA Y LA INMEDIATEZ

El Dr. Kessler hizo hincapié en que este sistema adversarial “trae mayor transparencia porque va a haber audiencias orales que vamos a poder ver todos los ciudadanos. Estas audiencias, además, están dotadas de ciertas reglas como la publicidad, es decir que cualquier persona puede tener acceso a las mismas estando presencialmente en las audiencias o través de una plataforma virtual; y el idioma o lenguaje que se hable en las audiencias, el cual deberá ser sencillo y claro para conocimiento del público en general, pero lo más importante, para que el justiciable y la víctima lo entiendan”.

A su vez, agregó que “esto tiende a transparentar los actos de gobierno como Poder Judicial que somos, en un servicio de justicia de cara a la comunidad con transparencia y con visualización de todo lo que ocurre dentro de la actividad de tribunales”.

LA IMPORTANCIA DE LA LITIGACIÓN ORAL EN LOS PROCESOS PENALES DE CORTE ACUSATORIO

El auxiliar fiscal Oscar Díaz afirmó que la oralidad trae aparejada la inmediatez entre las partes (fiscal, defensor y juez), “con la oralidad el justiciable ve caras y puede observar quién lo termina juzgando, condenando o liberando eventualmente. Lo mismo para las personas del público, que pueden observar esta situación en una audiencia oral, donde cada una de las partes cumplen un rol, pero se personifica a la justicia en sujetos del proceso”.

Kessler añadió que “esto viene a cambiar el paradigma de la formación del abogado. La idea de enseñanza de destrezas en litigación implica necesariamente ir a la acción, no quedarse en una formación dogmática, estática y teórica. Esto va a hacer mirar retrospectivamente a cómo estamos formando a nuestros estudiantes de Derecho, porque los estudiantes no toman ninguna decisión con la información que reciben, ya que es una información que reciben como una esponja y la vuelcan al momento del examen y repiten memorísticamente”.

Además, el docente resaltó que “la litigación nos trae otro cambio de paradigma, no es tanto qué cantidad de información tiene, sino que con la información que tiene toma decisiones, porque la toma de decisiones se da en la audiencia. Entonces lo que nos lleva a esto es que el alumno de derecho se entrene en técnicas de litigación ya cuando está estudiando abogacía, antes de recibirse, de tal manera que si el idioma que se habla -una vez que recibe el título-, es en audiencia oral, no sería coherente conmigo mismo de que el alumno de derecho se forme integralmente, no solamente dogmática y teóricamente, sino que esa información la pone en práctica en una audiencia, haciéndolo practicar en una audiencia. Eso se llama, a través de los métodos de aprendizaje de enseñanza, método de casos, método de resolución de problemas, o a través de lo que se llama el role-play (juego de roles), es decir, que uno sea protagonista de su propia enseñanza”.

PRINCIPALES DESAFÍOS EN LA IMPLEMENTACIÓN DEL NUEVO SISTEMA

Como último eje de la entrevista y no menos importante, el Dr. Oscar Díaz sostuvo que entre los principales desafíos “el primero es la incertidumbre de cómo va a llegar a ser, respecto de los operadores. Después como decía Carlitos Balá: el movimiento se demuestra andando, pues andemos, entonces es comenzar a compartir experiencias, no solo positivas sino también negativas para no cometer los mismos errores entre las mismas partes. Ese considero que va a ser el principal desafío con el que se van a encontrar, pasar de un sistema escritural o mixto a uno netamente oral, donde la resolución la podés encontrar a la vuelta de la esquina, es decir, en un plazo no mayor a 48 horas”.

Por último, el Dr. Miguel Kessler remarcó “que los protagonistas del cambio sepan que si no modifican las prácticas, la reforma por más linda que sea, no va a caminar, porque son los propios operadores del sistema los que van a generar el cambioTienen que asumirlo como un compromiso personal de los operadores del sistema, tanto del Poder Judicial como de los abogados de la matrícula, todos comprendiendo que es un proyecto común de entregar a la sociedad un mejor servicio de justicia, más eficaz, más rápido y más transparente”.

Cabe mencionar, que el Programa de Capacitación en Litigación Oral Penal se extenderá hasta el 23 de octubre. Los próximos encuentros tendrán lugar los días 15 y 16, en el Salón Blanco del Palacio de Justicia.