MILES DE PERSONAS CELEBRARON EL AÑO NUEVO CHINO EN LA CIUDAD DE SAN LUIS

MILES DE PERSONAS CELEBRARON EL AÑO NUEVO CHINO EN LA CIUDAD DE SAN LUIS

La noche del viernes se llenó de color y sonidos orientales con la celebración del festival del Año Nuevo Chino en San Luis. Este año corresponde al Año del Cerdo de Tierra en la tradición del país oriental.

El Intendente Enrique ponce junto a funcionarios municipales, y la galardonada médica y empresaria de origen chino Ana Chen, organizadora del mismo festival en Buenos Aires, siguieron con atención todo el show. Los funcionarios municipales recibieron cerditos de peluche como obsequio de parte de la delegación china.

A las 21 hs ya había 5.000 personas en CCM José La Vía y el puente peatonal, y se calculan que muchos más fueron llegando al evento durante las 5 horas que duró el festival.

El público disfrutó de los stands de comidas de las colectividades y de los shows. El evento permitía moverse con total libertad por el lugar y disfrutar tanto del espectáculo como de la gastronomía de las colectividades de inmigrantes de San Luis.

Los puntos más fuertes fueron las danzas con los muñecos gigantes del dragón y los leones chinos, que los asistentes filmaron con sus celulares. Las danzas chinas se sucedieron tres veces durante toda la noche para el público que iba rotando por el Centro Cultural Municipal José La Vía. La escuela Lung Chuan San Luis estuvo a cargo de estas danzas, demostrando su calidad a los puntanos, ya que son invitados todos los años a la celebración en Buenos Aires.

Las artes marciales fueron otro "top" de la noche en sus modalidades medicinales, tradicionales, de defensa personal, etc.
Además participaron bailarines de las colectividades, el ballet folclórico municipal de Adultos Mayores y la escuela de samba Tormenta Puntana con sus pasistas que le dieron ritmo de carnaval a la velada.

Las autoridades regalaron a los directores de las escuelas participantes "faroles del deseo" para encender dentro de 20 días como dicta la tradición china.
Para el final, el dragón descendió por el Puente de la Familia, pasando entre el público y realizó por última vez su danza abriendo el Año del Cerdo de Tierra.
Según la tradición, ver estas danzas es de muy buen augurio.