MANZUR SE SUMA AL OPERATIVO DE SEDUCCIÓN DEL ALFONSINISMO

MANZUR SE SUMA AL OPERATIVO DE SEDUCCIÓN DEL ALFONSINISMO

Los alfonsinistas tucumanos blanquearon el apoyo al Frente de Todos y Alberto los recibió con un video.

(Por Fabricio Navone – LPO).- "Recibir el apoyo del radicalismo es muy importante. Quise mucho a Raúl Alfonsín, trabajé y tuve trato con él. Los mejores radicales, que hacen honor a la memoria de Raúl Alfonsín, no están acompañando a Macri. Alfonsín nunca hubiera hecho eso", fueron las palabras del candidato del Frente de Todos al sector de alfonsinistas tucumanos que declararon su apoyo en un acto con Manzur.

"Los felicito por la decisión que toman porque están en la senda correcta y haciendo lo que hubiera hecho Alfonsín, de haber vivido: no quedarse parado al lado del conservadurismo que terminó con el trabajo y la producción y que sólo benefició a sus amigos", concluyó Fernández abonando a la primicia que publicó La Política Online.

Según pudo saber este portal, en el Frente de Todos quieren que Ricardo Alfonsín sea el titular de la Oficina Anticorrupción. Un órgano de control del Poder Ejecutivo que le daría a la nueva gestión, si gana el próximo 27 de octubre, la posibilidad de contrastar la gestión de la ultra oficialista Laura Alonso al frente de esa dependencia.

En paralelo, Juan Manzur, quien es el gobernador más cercano a Alberto Fernández, acercó el miércoles por la noche a un importante grupo de radicales disidente al macrismo en un club deportivo de la Capital tucumana donde los correligionarios, que abonan al alfonsinismo, anunciaron el apoyo al Frente de Todos.

El acto fue encabezado por el propio Manzur, su vicegobernador Osvaldo Jaldo y el referente de Democracia Social, el legislador Ariel García y como broche de oro proyectaron en pantalla gigante las palabras del candidato.

Los radicales rebeldes venían negociando con Manzur, y fue el gobernador quien propició el desembarco de los alfonsinista al Frente bajo el nombre de "Boinas Blancas".

El gobernador tucumano elogió al referente de Democracia Social y lo definió como "uno de los principales dirigentes del radicalismo a nivel nacional, porque usted levantó la voz diciendo que el radicalismo no podía acompañar a Macri y se mantuvo firme en su decisión. Este fue un gesto político que nunca olvidaremos, por eso estoy acá en este acto".

Asimismo, el gobernador aprovechó el atril para pegarle al oficialismo nacional: "en estos cuatro años, me tocaron momentos muy difíciles durante mi mandato. El gobierno de Macri no realizó un solo contrato de obra para Tucumán, no nos dio nada de plata, y nos la tuvimos que rebuscar como pudimos".

 Los felicito por la decisión que toman porque están en la senda correcta y haciendo lo que hubiera hecho Alfonsín, de haber vivido 

"Miren el país que nos dejó Macri, con pobreza, indigencia, fábricas cerradas, gente sin trabajo, tasas de interés a más del 80%, un país que en cuatro años quebró al sector productivo y se dedicó a la ‘timba' financiera", agregó el mandatario provincial.

"Este gobernador se para delante de los radicales y les digo gracias, gracias por estos cuatro años en los que trabajamos juntos, gracias por haber sido leales radicales y a todos los tucumanos", indicó.

Por su parte, Ariel García elevó las críticas a los dirigentes de su partido al afirmar que "el radicalismo popular jamás se hubiera aliado con un partido que hizo crecer la concentración de la riqueza y los índices de pobreza en los que menos tienen" y aseguró que "estamos junto a Manzur y Jaldo para unir al pueblo, acompañar a Alberto Fernández y estar más unidos que nunca en este momento, para que el 27 de octubre se termine la estafa a la que han sometido al pueblo argentino".