LUEGO DE ACORDAR CON LOS PRIVADOS, EL GOBIERNO SE PREPARA PARA LA NEGOCIACIÓN CON EL FMI

LUEGO DE ACORDAR CON LOS PRIVADOS, EL GOBIERNO SE PREPARA PARA LA NEGOCIACIÓN CON EL FMI

La disyuntiva: ¿Acuerdo Stand By como hizo Macri o de Facilidades Extendidas que da más tiempo para pagar aunque exija reformas estructurales?

(Por Marcia Dell'Oca-LPO).- El acuerdo con los acreedores alcanzado esta madrugada todavía debe materializarse en un canje que, bajo el nuevo cronograma, será el 4 de octubre. Los plazos indican que hasta el 24 de agosto la nueva invitación estará abierta para que la acepten tanto los fondos pertenecientes a los tres grupos de acreedores que se abroquelaron detrás de Larry Fink como otros fondos institucionales y bonistas minoristas. Por lo pronto, con un piso del 70%, el Gobierno ya tiene los números para un canje parcial y podría incluso llegar a uno sin holdouts si el porcentaje de adhesión sigue subiendo.

Por eso, este martes, Kristalina Georgieva felicitó a los fondos, a Alberto Fernández y  a Martín Guzmán por el acuerdo alcanzado en principio que será la antesala de las negociaciones con el FMI.

Antes, el Gobierno deberá cerrar otra etapa del canje de la deuda bajo ley argentina, cuyo monto prácticamente duplica al de la deuda bajo ley extranjera. Para eso Diputados, aprobó ayer el comisión el dictamen con el que darle hoy la media sanción que le falta al Canje de la Deuda bajo ley local. En su implementación se incorporarán las mejoras que ayer Guzmán acordó con los acreedores. Con lo cual, esta etapa también queda políticamente cerrada este martes.

Para el Gobierno la aceptación local del canje rondará el 95%.

En cambio, se abren las discusiones con el Fondo Monetario, el otro gran acreedor de la Argentina al que hay que empezar a pagarle el año próximo y que es la llave para destrabar también las deudas con otros acreedores institucionales como el Club de París con el que ya entramos en default.

En el mercado dan por descontado que el camino con el FMI es avanzar hacia una Extended Fund Facility, un tipo de préstamo que da más años para su repago y podría darle Alberto Fernández los años de plazo de gracia que no consiguió con los acreedores, pero en el Gobierno no creen que sea la única alternativa.

"Tenemos que ver qué tipo de programa y qué plazos" dijo a este medio una importante fuente del Gobierno que no descartó que el camino a elegir sea un tercer Stand By, el tipo de préstamo que ofrece el FMI que menos condicionalidades de políticas económicas tiene, pero  con la peculiaridad de que sería uno más largo que los habituales.

'Tenemos que ver qué tipo de programa y qué plazos' dijo a LPO una importante fuente del Gobierno que no descartó que el camino a elegir sea un tercer Stand By, pero más largo que los habituales.

En el Gobierno hay menos urgencia por cerrar con el FMI, antes que nada porque los vencimientos del acuerdo actual no son hasta el año próximo y segundo porque tal vez lo más difícil de negociar ya se consensuó: y es la idea que apurar el equilibrio fiscal en recesión como hizo Dujovne no devuelve ni la confianza de los mercados ni contribuya a la estabilidad política. Por elcontrario, los dos Stand By acordados con Macri durante la gestión de Lagarde en el FMI, terminaron de implosionar la economía del país.

En palabras del economista Martín Kalos, director de Epyca Consultores: "El FMI ya avaló explícitamente los criterios básicos de sustentabilidad y capacidad de repago que Guzmán viene pregonando con los acreedores privados, lo cual va a ser el punto de partida para sentarse a negociar y el objetivo es que la deuda en su conjunto mantenga esos criterios". 

"Con el FMI no se puede negociar ni una quita de intereses ni una reducción de capital, con lo cual la renegociación va ser básicamente el alargamiento del plazo de pago, entonces la pregunta relevante es ¿en qué van a convertir el crédito Stand By? Este tipo de crédito no pone condicionalidades, sino que es un acuerdo para financiar desequilibrios financieros y cambiarios transitorios. La realidad argentina mostró que ese diagnóstico era incorrecto. Por el contrario era una crisis de deuda que llevó a una reestructuración. Las otras líneas de crédito que tiene el FMI son los Extended Funds Facilities, que dan más tiempo, pero a cambio exigen reformas estructurales", agregó Kalos.

"La definición de qué es una reforma estructural también va a formar parte de la negociación, de qué es lo que exija el Fondo y que Alberto Fernández esté dispuesto a ceder. En rigor ya hay ciertos puntos que están en boca de ambos, por ejemplo una reforma tributaria que incluya repensar el sistema previsional -caballito de batalla histórico del FMI- que es un problema de larga data en la Argentina y que también contemple algún criterio de inclusividad, algo que el gobierno de Alberto Fernández ya ha planteado. Seguramente también se planteen reformas productivas para el cambio estructural algo que seguramente esté más del lado del gobierno que de la agenda del FMI", apuntó el economista.

La definición de qué es una reforma estructural también va a formar parte de la negociación, pero ya hay ciertos puntos que están en boca de ambos, por ejemplo una reforma tributaria que incluya repensar el sistema previsional.

En el Gobierno saben que un Stand By tiene un período máximo de 3 años y un período de reembolso que va de 3 años y 3 meses a los 5 años, mientras que una Extended Funds Facility (EFF o Servicio Ampliado del Fondo, SAF) tiene un período que va hasta los 4 años, pero con un período de repago que llega a los 10 años con pagos en doce cuotas semestrales iguales.  Pero igual apelan a no entrar en las condicionalidades tradicionales del FMI y van a ver si consiguen evitarlas mediante un Stand By más largo que el promedio habitual para estos créditos. "Tenemos que ver", reiteraron fuentes oficiales ante la consulta de LPO.

En conferencia de prensa, Guzmán aseguró que quiere un programa "bien diferente con el FMI" del que acordó el Gobierno anterior tanto en  materia de política fiscal como de política monetaria, dijo.