LO QUE FALTABA: CONCEJAL PONCISTA PIDIÓ LA DESTITUCIÓN DE SU PAR LUIS “PIRI” MACAGNO

LO QUE FALTABA: CONCEJAL PONCISTA PIDIÓ LA DESTITUCIÓN DE SU PAR LUIS “PIRI” MACAGNO

El Concejo Deliberante de San Luis es un recinto que nunca deja de sorprender ni se concede espacio para relajarse.

Utilizando la excusa de la ausencia de las últimas sesiones, la concejal María José Domínguez, que responde al intendente Enrique Ponce presentó un pedido de destitución de su par, Luis “Piri”  Macagno.

Si bien la carta orgánica contempla sanciones para los ediles ante las faltas reiteradas a las sesiones, en este caso se ha apelado a ese argumento para pedir su expulsión que tiene más color a persecución y represalia que a la aspiración de un trámite administrativo. En todo caso digamos que mirando lo que sucede en el Concejo Deliberante, ultimamente casi todos los parlamentarios comunales vienen incurriendo en ausencias en jornadas claves de deliberaciones.

Si es por eso habría que sancionar a la mayoría. Entonces, resulta poco serio y para nada creíble la sensación de que esta insólita, nunca vista y drástica sanción de expulsión surja de una decisión unilateral e inconsulta de la concejal Domínguez y más bien suena a un mandato directo de su jefe político el intendente Enrique Ponce, a la sazón, tío del jóven edil al que quiere expulsar, una determinación que suena más incomprensible aún. Analizando más a fondo, diremos que se trata de un tironeo que viene de arrastre desde hace tiempo, cuando Macagno rompió filas y se apartó del bloque poncista por la decisión del jefe comunal de alinearse a la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Increíble. Pero cierto. Se está ante un temperamento desconcertante del intendente que busca expulsar a quienes no piensan como él, tal el caso del pedido de juicio político y apartamiento pedido contra el juez de faltas, Alejandro Ferrari y ahora del concejal y sobrino, Luis Andrés Macagno.