LAS VERDES HICIERON UN PAÑUELAZO FRENTE A LA CATEDRAL PARA PEDIRLE A ALBERTO FERNÁNDEZ QUE NO FINANCIE A LA IGLESIA

LAS VERDES HICIERON UN PAÑUELAZO FRENTE A LA CATEDRAL PARA PEDIRLE A ALBERTO FERNÁNDEZ QUE NO FINANCIE A LA IGLESIA

Miles de mujeres se concentraron en Plaza de Mayo y pidieron por el aborto. Fuerte presencia de la izquierda.

(LPO).- Miles de mujeres pertenecientes a diferentes organizaciones sindicales y agrupaciones políticas de izquierda hicieron un "pañuelazo" este domingo frente a la Catedral metropolitana para reclamar la "separación de la Iglesia del Estado" y "aborto legal ya".

El MST, Las Rojas, el FIT y otras agrupaciones de izquierda pidieron por el aborto y también por otras causas como la anulación de "los millonarios subsidios públicos a la educación religiosa" y una "ruptura con el FMI". 

La concentración tuvo su pico entre las 13 y las 14 y la gente se empezó a dispersar cerca de las 15, cuando comenzó a lloviznar en el microcentro. Hubo mayor presencia de hombres que en la marcha del 8 de marzo anterior.

El pañuelazo verde y naranja se produjo poco después de la misa que encabezaron las autoridades de la Conferencia Episcopal en la Basílica de Luján, en donde los pañuelos fueron celestes con el lema "Salvemos las dos vidas". Allí, el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, cruzó a Alberto Fernández por haber anticipado un proyecto por el aborto: "No es lícito eliminar ninguna vida humana", dijo el prelado.

El peronismo no se movilizó. Cristina Kirchner se refirió al Día de la Mujer por Twitter. "El colectivo feminista argentino sigue avanzando en el largo camino de este verdadero e histórico cambio cultural. Cada día un paso adelante... con lucha, organización y unidad. Ya nada volverá a ser como antes", tuiteó la vicepresidenta.  

"Me enseñaron muchas cosas en el último tiempo. Entre ellas, a no decirles 'feliz día' el 8 de marzo hasta que terminemos con la desigualdad", dijo Alberto Fernández en la misma red.

Este lunes, en tanto, se espera una convocatoria mayor en una marcha al Congreso con motivo del paro nacional de mujeres.