LA PROVINCIA MANTIENE LOS CONTROLES SOBRE LA TRIQUINOSIS E INTENSIFICÓ LA CONCIENTIZACIÓN-NO SE REGISTRARON NUEVOS CASOS

LA PROVINCIA MANTIENE LOS CONTROLES SOBRE LA TRIQUINOSIS E INTENSIFICÓ LA CONCIENTIZACIÓN-NO SE REGISTRARON NUEVOS CASOS

El jefe del Subprograma Control de Producciones Primarias, Luis Giménez, explicó los alcances de la labor que permanentemente despliega el Gobierno provincial para prevenir esta enfermedad y que incluye campañas de concientización en todas las escuelas de la provincia.

Luego de un informe de Epidemiología del Ministerio de Salud sobre casos positivos en humanos, un equipo de técnicos y profesionales del Ministerio de Producción comenzó a intensificar los controles y a desplegar una tarea de averiguación para constatar cómo ocurrió el contagio a personas que adquirieron salamines en la zona de La Punilla, trabajos que hicieron con productores porcinos, elaboradores de chacinados, SENASA y áreas de salud pública provincial.

“Todo está controlado, no ha habido nuevas denuncias de casos clínicos en humanos, aunque hay que esperar porque la enfermedad puede llegar a aparecer después de treinta días de ingeridos los productos contaminados; en el caso de las personas que compraron esos productos en La Punilla, su consumo se registró del 5 de junio en adelante y los casos comenzaron a aparecer en julio”, describió el funcionario.

Recordó que la cadena de responsabilidades sobre la sanidad alimentaria se integra con el Municipio, la Provincia y la Nación. “El Municipio es el responsable sanitario de la zona, la Provincia es la que activa todos los mecanismos de control referidos a la salud pública y el SENASA, quien direcciona las acciones correctivas sanitarias sobre el establecimiento”, explicó.

Cuidar las instalaciones y la alimentación

“Uno cree que no pueden surgir estos brotes porque le damos a la gente todo el instructivo para que evite esta situación. Al productor de cerdos se le exige que las instalaciones sean las adecuadas, la alimentación sea la correcta, es decir, no hacer chiqueros, sino darle un ambiente donde no proliferen las ratas”, comentó.

Señaló que la rata es uno de los vectores de la triquinosis y si hay una alimentación desordenada en un ambiente desordenado, el cerdo puede comer una rata enferma que venga de otro lado, y añadió que “en la zona de La Punilla los cerdos son alimentados con granos y por eso es muy común que en sectores donde haya producción de granos la enfermedad sea endémica”.

Paralelamente, el Gobierno provincial despliega permanentemente tareas de concientización sobre la triquinosis en todas las escuelas de la provincia. “Este trabajo lo realiza el Ministerio de Producción y se enfoca en la necesidad de que los chicos en edad escolar tomen conciencia de qué se trata esta enfermedad y se lo transmitan a los padres”.

Por una cuestión cultural, reveló, la faena de cerdos se hace en esta época y “se considera que el cerdo de uno no va a tener triquinosis, pero hay que hacer los análisis. Aquella gente que faena en el campo para autoconsumo y no puede llevar al frigorífico porque es lejos o no puede, las muestras de cerdo deben llevarse a un laboratorio para que le certifiquen que ese animal está apto para consumo. Todo esto es una tarea de extensión que se hace, pero lamentablemente vuelven a aparecer estos casos”.