LA ESCRITORA BEATRIZ SARLO CONFESÓ ANTE LA JUSTICIA QUE MINTIÓ PARA PERJUDICAR AL GOBIERNO Y PIDIÓ PERDÓN

LA ESCRITORA BEATRIZ SARLO CONFESÓ ANTE LA JUSTICIA QUE MINTIÓ PARA PERJUDICAR AL GOBIERNO Y PIDIÓ PERDÓN

Según Vilma Ibarra, a Sarlo la invitaron "a participar de una campaña de concientización" pero a la prensa la escritora y periodista dijo otra cosa mintiendo. Ante la jueza debió admitir su mentira pidiendo perdón por ello.

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra subrayó que la escritora fue invitada a "participar de una campaña pública de concientización" para generar "confianza" en la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, subrayó hoy que la escritora Beatriz Sarlo fue invitada a "participar de una campaña pública de concientización" para generar "confianza" en la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.

"La invitaron participar de una campaña pública de concientización con fotos de personas conocidas, para generar confianza en la vacuna. Recordemos que para esa época muchos negaban la eficacia de la vacuna y hasta llegaron a denunciar al Presidente por envenenamiento", posteó Ibarra en Twitter.

Sarlo declaró este miércoles ante la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en la campaña de vacunación, a raíz de que la escritora, un mes atrás, había relatado en un programa de televisión que le habían ofrecido inocularse "por debajo de la mesa".

Sin embargo, tras brindar declaración testimonial y entrevistada en la emisora Radio con Vos, Sarlo se retractó y aseguró que no debió decir que la propuesta de vacunación que le hicieron llegar fue "por debajo de la mesa" y le pidió disculpas a "la provincia" de Buenos Aires por haber utilizado "mal" la expresión, en lo que, dijo, fue "una desdichada metáfora".

"Me autocritico fuertemente, no debí decir por debajo de la mesa", aseguró Sarlo, quien relató que enero último le llegó una propuesta para formar parte de una campaña para generar confianza en la vacuna Sputnik V: en ese entonces, la vacuna desarrollada por el Centro Gamaleya era objeto de una acción de boicot y estigmatización por algunos medios de comunicación y sectores opositores.

Esas acciones buscaban sembrar desconfianza en la sociedad y llegaron al punto de que una dirigente de la oposición como Elisa Carrió denunciara por 'envenenamiento' al presidente Alberto Fernández y otros funcionarios