GRAVE PRONÓSTICO DEL BANCO MUNDIAL: LA ECONOMÍA ARGENTINA CAERÁ 1,7% EN 2019

GRAVE PRONÓSTICO DEL BANCO MUNDIAL: LA ECONOMÍA ARGENTINA CAERÁ 1,7%  EN 2019

(LPO).- En los cuatro años de Macri la caída acumulada sería del 3, 45%. En 2019 la caída será del 1,7 %. Recién en 2020 la economía volvería a crecer 2,7% y en 2021 hasta 3,1%.

El Banco Mundial publicó este martes sus proyecciones de crecimiento mundial, que se contrajeron al 2,9% para 2019, una décima menos que lo estimado en junio del año pasado. La corrección a la baja obedece a la proximidad de los nubarrones en el horizonte: suba de tasas de interés en Estados Unidos y Europa, desaceleración de la economía estadounidense y los crecientes cuestionamientos al comercio internacional.

"La perspectiva para la economía global se ha oscurecido", comienza el reporte que destaca que el crecimiento de los países emergentes se ha estancado y que hace hincapié en la necesidad de este grupo de naciones de combatir la informalidad, a la que identifica como el principal obstáculo para seguir creciendo por las distorsiones impositivas que genera sobre la producción.

En tanto, las previsiones del Banco Mundial para la Argentina estiman que el PBI cerró 2018 con una caída del 2,8% -cuando seis meses atrás esperaba que terminara con un saldo positivo del 1,7%- y que 2019 también será un mal año. El organismo multilateral de crédito proyecta que en 2019 la economía se contraiga otro 1,7%, es decir que caiga medio punto más que lo que calculaba en junio.

"Se espera que la economía continúe contrayéndose en 2019 en tanto que la profunda consolidación fiscal resulta en pérdida de puestos de trabajo y reducción del consumo y de la inversión, y en tanto las elevadas tasas de interés estresan los balances de las empresas y enfrían la inversión privada", sintetizó el reporte titulado "Cielos que se oscurecen".

De esta forma, para el organismo internacional Macri acumularía una caída del 3,45% en sus cuatro años de gestión, ya que en 2016 la economía se contrajo 1,8% y en 2017 creció 2,9%, único período con variación positiva. Este dato contrasta fuertemente con el 17,44% de crecimiento acumulado en 2016-2019 por el promedio de las economías emergentes, China incluida.

 Para el organismo internacional Macri acumularía una caída del 3,45% en sus cuatro años de gestión.

Así, recién en 2020 el PBI argentino retomaría su senda de crecimiento con un 2,7% anual -0,3 puntos porcentuales por debajo de la última estimación- y en 2021 se potenciaría al 3,1% anual de la mano de la "disipación de los vientos de frente".

A la hora de considerar el desempeño del país, el informe de más 260 páginas destaca la volatilidad de los mercados y la peculiar vulnerabilidad financiera de Argentina y Turquía a la luz de sus elevadas necesidades de financiamiento, grado de apertura y elevado endeudamiento acumulado.

Puntualmente respecto de América Latina y el Caribe, el documento señala que "El crecimiento se estancó en 0,6% en 2018, refrenado por una crisis cambiaria y la sequía en Argentina, una huelga de camioneros en Brasil y el empeoramiento de las condiciones en Venezuela. A pesar de que se proyecta un fortalecimiento del crecimiento regional en el horizonte del pronóstico, la mejora será más débil que lo que se esperaba anteriormente, en parte debido a los efectos del endurecimiento del mercado financiero y a la incertidumbre sobre la política comercial. Sin embargo, la confirmada recuperación de Brasil y Colombia, junto con las mejoras graduales de Argentina, empujarán a la región a un crecimiento del 1,4% en 2019 y del 2,4% en 2020. Los riesgos recesivos dominan: incluyendo la posibilidad de un nuevo abrupto endurecimiento de las condiciones externas y financieras, una mayor escalada de la incertidumbre sobre la política comercial internacional o doméstica, respuestas adversas del mercado a las condiciones fiscales y las disrupciones de desastres naturales".