FINAL FELIZ: UNA MAMÁ PUDO RECUPERAR A SUS DOS HIJAS

FINAL FELIZ: UNA MAMÁ PUDO RECUPERAR A SUS DOS HIJAS

Después de un mes y medio, Jazmín y Ariana se reunieron con su familia. Su padre las llevó a Buenos Aires y se negaba a restituirlas. 

Juan Wheeler, su abuelo, destacó que ellas “están bien”, pero aclaró que deberán ir adaptándose de nuevo a su vida en Río Cuarto. 

Pasó más de un mes y medio hasta que Jazmín y Ariana se pudieron reencontrar con su familia en Río Cuarto. Al final, las niñas se reunieron con los Wheeler el domingo, un día antes de lo previsto, y ayer mismo retomaron las clases en su escuela. Ellas están comenzando un período de readaptación y de a poco van a reiniciar el resto de las actividades de su rutina diaria. Los abuelos no ocultaron su alegría, al tiempo que expresaron un agradecimiento a todos los riocuartenses que apoyaron a la familia en la cruzada para recuperar a las chicas. 

La Justicia de Morón había ordenado sobre el fin de la semana pasada la restitución de Jazmín y Ariana a Río Cuarto y finalmente eso ocurrió este fin de semana, un día antes de lo esperado. 

Las nenas, de 7 y 10 años de edad, se quedarán en la ciudad. Al  menos hasta que se resuelva el juicio de tenencia entre los padres. Los Wheeler pretenden que ese proceso declare la tenencia definitiva de su mamá, Costanza. 

La jueza María Laura Lucchini, de la ciudad de Morón, reconoció la competencia de la magistrada local Fernanda Bentancour y al final la restitución de las menores se concretó el domingo pasado, después de un mes y medio de espera. 

Juan Wheeler, el abuelo de las nenas, se mostró feliz con el reencuentro. “Fue hermoso volver a ver a las chicas. Muy lindo encontrarnos de nuevo con ellas”, expresó en diálogo con este matutino. 

Luego de ese primer contacto con los afectos familiares, ayer volvieron a la escuela, donde se reencontraron con sus compañeros de curso después de más de un mes de ausencia. 

“Después, de a poco, se van a ir incorporando a sus actividades por fuera de la escuela, ya que cada una tiene su propia rutina”, manifestó el abuelo. 

Vale recordar que Jazmín y Ariana se habían ido de Río Cuarto el 21 de julio pasado, cuando su padre las retiró para llevarlas a Buenos Aires durante las vacaciones de invierno. 

No obstante, pasó el receso de mitad de año y él las retuvo en forma indebida hasta que, este fin de semana, luego de una orden judicial, las restituyó a su familia materna. 

“Ellas están bien” 

Sobre el estado de ánimo de las niñas, Juan Wheeler indicó que están de buen humor y relató que hasta el momento han pasado largos ratos de ocio y de juego. También precisó que se reencontraron con sus mascotas, que les dieron la bienvenida. 

“Ellas están bien”, sintetizó el abuelo materno de Jazmín y Ariana. “Y la verdad es que todos estamos muy contentos con que hayan vuelto a casa”, agregó el hombre. 

Consultado por cómo sigue la relación entre el padre, la madre y las nenas, Wheeler adelantó que continuará el juicio por la tenencia, que comenzó hace un mes y medio. 

Para finalizar, el abuelo quiso manifestar su gratitud con los riocuartenses. “Agradezco de corazón  a todos porque nos acompañaron en estos momentos tan difíciles. Recibimos mucho apoyo de parte de todos”, resaltó. 

apuntesdesanluis.com