ESTUDIOS EN ALEMANIA, FRANCIA Y JAPÓN DESCARTAN AL TRANSPORTE PÚBLICO COMO CLUSTER DE CONTAGIOS

ESTUDIOS EN ALEMANIA, FRANCIA Y JAPÓN DESCARTAN AL TRANSPORTE PÚBLICO COMO CLUSTER DE CONTAGIOS

Diversas investigaciones muestran que si se cumplen los protocolos, la cantidad de infectados es cercana a cero.

(LPO).-  Estudios de Japón, Francia, Austria, Alemania, EEUU y Colombia mostraron que los transportes públicos no son "clusters de infecciones" siempre que los pasajeros adopten las medidas sanitarias correspondientes.

El Instituto Robert Koch de Alemania publicó el estudio: "Entorno de infección de los brotes registrados de COVID-19 en Alemania" el 21 de Agosto. Allí aseguran que los principales responsables de los contagios fueron hogares privados donde la gente se reúne (50%), hogares de ancianos y refugiados (9%), centros de salud (5%) y oficinas (5%).

El estudio concluyó que sólo el 0,2% de los brotes detectables en Alemania se produjeron en el transporte público y relacionan la baja contagiosidad con "las masivas contramedidas adoptadas".

contrariamente a lo que indica el sentido común, diversos estudios demuestran que el transporte público no parece ser un factor relevante a la hora de medir los contagios de coronavirus. En Francia aseguran que su incidencia es del 1% y en Alemania del 0,2%

En mayo de este año la revista Science publicó un trabajo el investigador japonés Hitoshi Oshitani de la universidad de Tohoku donde identifican a "lugares de reunión superpoblados, como gimnasios, pubs, locales de música en vivo, salas de karaoke donde las personas se reúnen, comen y beben, conversan, cantan, hacen ejercicio o bailan, durante períodos de tiempo relativamente largos y cara a cara" como los entornos más peligrosos.

La investigación contrapone la realidad de estos sitios con la de los trenes de cercanía, que suelen tener un intenso tránsito de personas. La diferencia que encontró el estudio es que los pasajeros "generalmente están solos y no hablan con otros pasajeros. Y últimamente, todos usan máscaras. Una persona infectada puede infectar a otros en ese entorno, pero sería excepcional", explicó Oshitani que es uno de los principales virólogos japoneses.

Los estudios fueron reunidos por Metrovías, que gestiona los subterráneos porteños, y forman parte de la exposición que realizará la expresa en un foro sobre transporte público.

El metro de Paris con carteles que prohíben sentarse junto a otro pasajero.

En Francia un estudio publicado por el Ministerio de Salud el 4 de junio pasado analizó 150 clusters de contagios. El primer lugar lo tuvieron los hospitales y efectores de salud (40%), el segundo las oficinas (27%), el tercero los complejos de vivienda comunitarios (25%). Subte, tren, barco y avión representó el 0%.

El ministerio actualizó el estudio el 27 de agosto de este año, luego del levantamiento de la cuarentena y los resultados fueron similares respecto de los transportes. Las empresas quedaron en primer lugar (27%) como el principal entorno de contagios, seguidas por los encuentros familiares ampliados con el 14%, los establecimientos de salud con el 12%, mientras que los transportes representaron el 1%.

A junio de 2020 en Austria no habían rastreado "ningún cluster de casos por las visitas a locales comerciales o por el uso del transporte público". Aseguraban que la mayor parte de los infectados "se remontan a entornos como deportes grupales, cantar en coro, seminarios, clases de baile y actividades post-ski".

La Universidad Nacional de Colombia realizó un estudio similar sobre el metro de Medellín y las conclusiones fueron en el mismo sentido: "En el Valle de Aburra no se encuentra evidencia de que la tasa de contagio guarde correlación con el incremento en la movilidad".