EL JUEZ RAMOS PADILLA CONFIRMÓ QUE INVESTIGA UNA RED DE ESPIONAJE POLÍTICO ILEGAL

EL JUEZ RAMOS PADILLA CONFIRMÓ QUE INVESTIGA UNA RED DE ESPIONAJE POLÍTICO ILEGAL

(LPO).-"Si hay organizaciones estatales o paraestatales haciendo inteligencia interna es una amenaza al Estado de Derecho", advirtió.

El juez federal Alejo Ramos Padilla reveló en el Congreso que investiga una red de "espionaje político y judicial de magnitudes" que involucra a diputados de Cambiemos e incluso tuvo incidencia en varios países del exterior.

Ramos Padilla fue quien dispuso la detención del falso abogado Marcelo D´Alessio, sospechado de integrar una banda dedicada a la extorsión junto al fiscal Carlos Stornelli, a quien imputó por la misma causa y llamó a declarar sin éxito.

Este miércoles Ramos Padilla visitó la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, invitado por el kirchnerista Leopoldo Moreau, y expuso durante casi 5 horas en las que reprodujo audios de D'Alessio, leyó chats de Whatsapp del "espía" con Stornelli y Mario Montoto y respondió las preguntas de los diputados de la oposición. Los legisladores de Cambiemos pegaron el faltazo.

"Si hay organizaciones estatales o paraestatales haciendo inteligencia interna es una amenaza al Estado de Derecho", advirtió Ramos Padilla y habló de una "operación de acción psicológica" de ciertos sectores del poder para "inocular una forma de pensar a la sociedad a través de espionaje ilegal".

"El caso que puede involucrar a un fiscal, no a uno solo, sino a varios, a un periodista, a un juez, es ínfimo. Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con Estados Unidos, con Venezuela, con Israel y con la República del Uruguay, porque esta organización tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de varios países", aseguró el juez.

El juez Padilla reveló diálogos de Montoto con el detenido D´Alessio

En ese sentido, hizo referencia a las tareas de inteligencia de D'Alessio sobre una delegación comercial de Irán en Montevideo, a la que se refirió como "embajada paralela". En su exposición, el juez reveló que D'Alessio espiaba al Frente Amplio de Uruguay. Y también habló del espionaje a la ex petrolera venezolana Pdvsa, donde involucró al periodista Daniel Santoro. En ese caso se explayó sobre la "operación Brusa Dovat", en relación al apellido de uno de los directores de Pdvsa en la Argentina que se presentó a declarar ante Stornelli luego de ser entrevistado en exclusiva por Santoro en el restaurant Sarkis.

"Si hay organizaciones estatales o paraestatales haciendo inteligencia interna es una amenaza al Estado de Derecho", advirtió el juez Ramos Padilla y habló de una "operación de acción psicológica" de ciertos sectores del poder para "inocular una forma de pensar a la sociedad a través de espionaje ilegal".

"Operaban en coordinación con el gobierno de Estados Unidos", advirtió Padilla y relató que "desde el Ministerio de Relaciones Exteriores le consulté a la Embajada de Estados Unidos si D'Alessio era una persona vinculada a la embajada o a los servicios de inteligencia norteamericanos y no recibí respuesta". El juez se mostró preocupado por la falta de recursos del juzgado de Dolores.

Pese a la ausencia deliberada en la comisión, los diputados de Cambiemos se dedicaron a cuestionar al juez por Twitter, como fue el caso de Paula Oliveto, del riñón de Elisa Carrió, que aparece mencionada varias veces en el expediente al que se refirió el juez. En uno de los audios, D'Alessio se refiere a Oliveto como "Pau". 

El audio fue grabado luego de que el falso abogado fuera allanado por Padilla: "Mirá Pau, el que armó esto es un AFI de la línea Angelici puro", le dice D'Alessio a la diputada de la Coalición Cívica. El juez también relató que D'Alessio quería hablar con Patricia Bullrich, Gustavo Arribas o directamente con Macri para evitar el allanamiento.

"Tenemos dos diputadas vinculadas a un aparato paraestatal de Inteligencia", protestó Agustín Rossi, jefe de bloque del kirchnerismo. "Cuando Carrió, Oliveto y Zuvic dicen que están investigando, en realidad no investigan nada: se la pasan jugando al Buraco, los que investigan son esta banda que les pasa los informes de Inteligencia", disparó Rossi minutos antes del final del encuentro.

Ramos Padilla se cuidó de juzgar directamente a los diputados: "Ellos también podrían haber sido víctimas de una maniobra de espionaje, será el conocimiento de su participación en una red ilegal lo que determinará su responsabilidad", señaló. También mencionó como víctimas de la red de espionaje a los periodistas Alejandro Fantino y Romina Manguel, ex compañeros de Santoro en el panel del programa Animales Sueltos.

Si bien dijo que "existe un elevado de grado de confianza entre Stornelli y D´Alessio", el juez fue cauteloso para referirse a la situación procesal del fiscal, aunque lo invitó indirectamente a declarar, luego de que el fiscal del ex ministro de Seguridad se ausentara inéditamente el día de la indagatoria. "No voy a hacer juicios de valor, espero que Stornelli pueda presentarse a declarar. Stornelli goza de la presunción de inocencia. Es en el marco de una indagatoria en el que un ciudadano tiene derecho de responder a cualquier clase de imputación", enfatizó.

"Nos interesa más investigar que detener personas. No es el modo del juzgado detener antes de investigar", señaló en relación a la doctrina Irurzun por la que fueron detenidos con prisión preventiva varios funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.

El diputado del FPV, Rodolfo Tailhade.

Se decidió nombrar a un legislador por bloque para desclasificar la información: Rodolfo Tailhade lo hará por el Frente para la Victoria; Pedro Guastavino por el peronismo federal y Daniel Lipovetzky por Cambiemos.

El juez Padilla visitó el Congreso este miércoles y confirmó que investiga una red de espionaje que involucra al poder judicial, a algunos diputados y a sectores de inteligencia. En ese sentido, el juez federal de Dolores habló de una agencia "paraestatal" de inteligencia.

Las diputadas que aparecen vinculadas a la causa son Elisa Carrió y Paula Oliveto, de la Coalición Cívica, que salieron a cuestionar al juez y fueron defendidas corporativamente por el oficialismo.

En tanto que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien también aparece mencionada en los audios que tiene el juez, salíó a despegarse de D'Alessio. "Recibí una vez a D'Alessio, al principio de mi gestión en el Ministerio de Seguridad, junto al subsecretario de Narcotráfico (Martín Verrier), que es el principal experto que tiene en la materia la Argentina". Según Clarín, apenas terminó la reunión, Verrier le dijo a Bullrich que D'Alessio era "un trucho'.