EL GOBIERNO NACIONAL BUSCA APRENDER DEL ÉXITO COREANO EN EL COMBATE CONTRA EL CORONAVIRUS

EL GOBIERNO NACIONAL BUSCA APRENDER DEL ÉXITO COREANO EN EL COMBATE CONTRA EL CORONAVIRUS

El país asiático realizó más de 260.000 tests, más que ningún otro país en el mundo excepto China.

(LPO).- Funcionarios del gobierno argentino mantuvieron en Casa Rosada una videoconferencia con representantes oficiales de Corea del Sur para colaborar en el intercambio de medidas y estrategias que permitan garantizar una respuesta rápida ante el impacto del coronavirus.

Durante la reunión se analizó el uso de tecnologías y el diseño de aplicaciones para el autodiagnóstico e identificación. Y también para el control de personas que se encuentran en cuarentena.

Además, se establecieron estrategias comunes para enfrentar la pandemia a través del uso de kits de testeo rápido, y la capacitación de personal de salud según el sistema sanitario de cada uno de los países.

Sucede que Corea del Sur es uno de los casos de éxito en la pelea contra el virus. Ese país asiático hizo 260.000 tests que permitieron aislar antes a sus enfermos, por lo general más jóvenes que en Europa.

Hace alrededor de un mes, cuando Corea del Sur empezó a hacer pruebas de forma masiva, algunos científicos y periodistas alertaron un incremento exponencial de casos. Había cierta lógica en los datos: a más análisis, más positivos.

Sin embargo, el efecto fue exponencialmente el contrario y, a día de hoy, es ejemplo de cómo afrontar el coronavirus. El gobierno coreano realizó más de 260.000 tests, más que ningún otro país en el mundo excepto China, lo que le permitió controlar la curva de contagios. Se trata de una estrategia que, al menos hasta ahora, no siguió España, pero tampoco Italia o Estados Unidos.

Corea del Sur es uno de los casos de éxito en la pelea contra el virus. Ese país asiático hizo 260.000 tests que permitieron aislar antes a sus enfermos, por lo general más jóvenes que en Europa.

Esos fueron los conceptos que compartieron funcionarios coreanos en la teleconferencia. Además, describieron la experiencia de testeo que se viene desarrollando en ese país, que permite realizar un seguimiento posterior de los síntomas de cada infectado y el control de las áreas en aislamiento.

El país asiático tiene una experiencia reciente: el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por su sigla en inglés) que sacudió la economía coreana. A ese conocimiento le suma una extraordinaria capacidad de organización y una inversión importante en recursos humanos y materiales.

Un artículo de La Vanguardia narra la experiencia en la ciudad de Daegu, donde apareció el primer y más poderoso foco. Allí, las autoridades sanitarias montaron un laboratorio móvil, donde los conductores que sospechaban estar enfermos eran analizados a bordo.

De este modo se podían hacer unos 400 test por día a través de un proceso rápido. Además, se minimizaba el contacto con los médicos y personal sanitario, lo que redujo ostensiblemente el riesgo de contagio.

Trabajadores desinfectan el subte de Seúl.

El diario español comparó esta práctica con la experiencia McAuto. Es que el ministerio de sanidad coreano se inspiró en las técnicas de venta McDonald's y Starbucks.

Encabezaron la comunicación la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. Por parte de Corea del Sur participaron miembros del E-Government Bureau, el embajador argentino ante ese país, Alfredo Bascou, y funcionarios del Ministerio de Interior y Seguridad y de la Secretaría para la Coordinación de Emergencias.

Estuvieron presentes el embajador de Corea en Argentina, Myung-soo Jang, y el subsecretario de Innovación, César Gazzo. 

La asesora presidencial, Cecilia Nicolini, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti junto a miembros del gobierno de Corea del Sur, el embajador argentino ante ese país, Alfredo Bascou y el embajador de Corea en Argentina, Myung-soo Jang.