EL GOBIERNO DE SAN LUIS ENTREGÓ LA ESCRITURA NÚMERO 1.000

EL GOBIERNO DE SAN LUIS ENTREGÓ LA ESCRITURA NÚMERO 1.000

En un acto lleno de emociones, el Estado puntano desarrolló la 11ª entrega. Distribuyeron 73 escrituras y 27 decretos de Regularización de Dominio. El encuentro fue encabezado por el vicegobernador, Carlos Ponce, y la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto.

 “Esto me permite pegar el grito ¡Soy dueña! Estoy muy feliz, logré la escritura de mi casa. La pude pagar y acá estoy”, dijo con voz pausada, la mirada fija y una sonrisa amplia que le sienta perfecta con su cabellera totalmente blanca. Se llama Rosa Ortega, tiene 95 años, y en un acto donde la felicidad copó el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo recibió la escritura de su casa, ese hogar ubicado en el barrio 164 Viviendas, a los pies de la Plaza del Cerro.

Rosa, acompañada por su hijo Octavio, fue una de las 100 personas que recibieron los papeles que los convirtieron en los dueños absolutos de sus casas. Si bien ya habían pagado los inmuebles, les faltaba escriturarlos y gracias a la política habitacional que implementó el Gobierno de San Luis la Escribanía estatal junto a la Secretaría de Vivienda ordenaron toda la documentación, cumplieron con todos los pasos que la gestión requiere y les otorgaron las escrituras, algo soñado desde hace un largo tiempo para muchos de los adjudicatarios.

El acto de este jueves fue la 11ª entrega de escrituras y decretos de dominio. Por ello tuvo un sabor muy especial para el organismo que rige todas las políticas habitacionales del Estado sanluiseño, sus funcionarios y el personal que allí trabaja a diario: entregaron la escritura número 1.000 y el festejo compartido con la gente tuvo hasta una torta que, tras la ceremonia, todos disfrutaron.

El encuentro fue encabezado por el vicegobernador, Carlos Ponce, la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto, y el ministro de Turismo y Parques, Sergio Tamayo, entre otros funcionarios del Poder Ejecutivo.

Al ritmo de una música que invitaba al festejo, en grupos de cinco personas, los felices dueños recibieron sus carpetas celestes que en su interior contenían toda la documentación que los convierte en dueños absolutos de sus casas. El sentir del deber cumplido fue compartido por todos. Hubo abrazos y lágrimas de emoción en muchos de ellos. Padres, hijos y nietos. Familias enteras disfrutaron de un momento inolvidable y muy esperado.

“Estábamos muy ansiosos porque llegara este día. Es un momento maravilloso porque llegamos a la escritura número mil y cada uno de ustedes tiene su realidad, su sueño y para cada uno tendrá un significado especial. No puedo dejar de mencionar que justamente la escritura mil le llegó a una persona del interior de la provincia, que es algo por lo que el gobernador brega mucho”, expresó Ángela Gutiérrez de Gatto durante el encuentro con la gente.

“Y quiero hacer una mención especial para doña Rosita, con 95 años recibió su escritura. Esto es maravilloso porque, en estos tiempos difíciles por el que atravesamos todos, podemos darle una pizca de alegría y permitir que comiencen un nuevo sueño”, añadió.

“Gracias por confiar en nosotros, les dejo el abrazo enorme que les envió el gobernador a cada uno de ustedes y muchas gracias por compartir esto con nosotros”, destacó la funcionaria.

En el acto de este jueves recibieron sus escrituras 73 familias y otras 27 obtuvieron los decretos de regularización dominial. En total fueron 100 las personas favorecidas.

Hubo vecinos de San Luis capital (45 recibieron sus escrituras), Buena Esperanza (1), Candelaria (1), Concarán (1), Juana Koslay (8), Justo Daract (1), San Francisco (1), Luján (1), La Punta (6), Merlo (2) y Villa Mercedes (6).

La escritura número 1.000 quedó en manos de Aurora Isabel Leontes, una vecina del barrio Paulino Sosa, de Concarán, quien además de los aplausos de toda la gente se llevó de regalo un ramo de flores.

Fue una gran sorpresa, estoy muy agradecida al gobernador, era algo muy ansiado”

Nuevas familias puntanas recibieron la escritura de sus hogares, en una tarde de alegría, en un Salón Blanco colmado de expectativas. El festejo fue especial, ya que acompañó la emoción de la beneficiaria número 1.000, de todas las documentaciones entregadas por el Gobierno provincial. Imágenes y testimonios de una jornada soñada.

La entrega de escrituras se realizó en la tarde de este jueves en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo.

El Gobierno provincial continúa gestionando y entregando las carpetas de escrituración gratuita y regularización dominial, demostrando así que, en San Luis, el esfuerzo tiene recompensa.

La emoción de la beneficiaria número mil contagió a todas las familias, provenientes de diferentes puntos de la provincia: “Fue una sorpresa ser la adjudicataria número mil. Estoy muy agradecida al gobernador, era algo muy ansiado. Realmente es un logro”, expresó Aurora Isabel Montes.

“Estoy muy bien, feliz. Porque no pensaba en esto, porque no me alcanzaba la plata y ahora la tengo. Le agradezco al gobernador porque otro no lo iba a hacer”, dijo José Alberto Guevara, sostiendo la escritura en sus manos.

Patricia Toranzo, también con la documentación de su casa en mano, comentó: “Estoy feliz, fueron 17 años luchando por tener el título de la casa. Le agradezco al gobernador, a mis hermanos y a mis hijos”.

“Gracias al gobernador por todo lo que hace por las familias más humildes. La voy a compartir con mis dos hijos y mi marido”, contó Bernardina, al lado de su marido que agregó: “El corazón me late un montón ahora”.

Julio Sosa y Mirta Toranzo, casados hace muchos años, contaron: “Tenemos cuatro hijos y esto es una tranquilidad para nosotros. Muchísimas gracias al Gobierno puntano”.

“Estoy muy feliz porque esto es para mis hijos. Ellos son todos puntanos, qué más puedo pedir a la vida”, dijo Simona Rosales, sin poder contener la emoción en sus palabras.