EL DIPUTADO MARTÍNEZ CALIFICÓ DE “EMBOSCADA POLÍTICA” EL RECHAZO AL PROYECTO DE PRESUPUESTO

EL DIPUTADO MARTÍNEZ CALIFICÓ DE “EMBOSCADA POLÍTICA” EL RECHAZO AL PROYECTO DE PRESUPUESTO

El legislador del bloque Frente Unidad Justicialista responsabilizó a los legisladores Alejandro Cacace (San Luis Unido) y Juan Pablo Funes, y al presidente de la Cámara, Carmelo Mirábile (Frente Juntos por la Gente), de ser los mentores de una “trampa” que permitió a la oposición impedir el tratamiento de la denominada “ley de leyes”.

Este miércoles la Cámara de Diputados de la Provincia “desechó y devolvió” al Poder Ejecutivo el Proyecto de Ley de Presupuesto 2020. No se trató ninguno de los dos Despachos de Comisión, sino que se aprobó por mayoría de 22 votos contra 18 una moción de preferencia solicitada por el bloque Juntos por la Gente, y fue remitido al Gobierno para su reelaboración.

El diputado Luis Martínez recordó que el martes pasado la Comisión de Hacienda emitió dos despachos, uno que respetaba el proyecto original y otro del diputado Cacace totalmente distinto.

Las cámaras tienen la posibilidad de respetar algunos de los proyectos como están o introducirles los cambios que quieran, pero finalmente someter a votación esos despachos, señaló Martínez en declaraciones radiales.

“Lo que se hizo el miércoles fue una trampa, una emboscada política de la que participa Cacace, guionado por Claudio Poggi, y el diputado Juan Pablo Funes guionado por Adolfo Rodríguez Saá, con la connivencia del presidente de la Cámara de Diputados, Carmelo Mirábile”, aseguró.

Agregó que estando los dos despachos, que era lo que se ponía a consideración de todo el cuerpo, Funes aparece con una moción de devolver el proyecto de ley de presupuesto al Ejecutivo: “Mezcla el concepto de moción con el de devolución, porque el reglamento de la cámara cuando habla de las mociones y describe qué mociones existen en la cámara, no existe la moción de devolverle el proyecto al que lo originó”.

Para el diputado Martínez, se le puede modificar todo lo que se quiera, pero finalmente se vota un proyecto y lo pueden rechazar sobre la base de un despacho.

“Pero, cuál es la trampa, que las mociones por el reglamento se tratan con preferencia a los despachos, entonces la connivencia y la picardía entre Funes, Cacace y Mirábile, es que introdujeron la idea de moción para provocar que el cuerpo se vea obligado a votar antes que los despachos”, insistió y consideró que “hicieron toda la artimaña para que luego el presidente de la Cámara ponga a votación una moción que terminaba diciendo que debía desecharse el proyecto de presupuesto”.

Para el legislador oficialista, «lamentablemente los puntanos se quedaron sin presupuesto por el negocio que tiene pendiente por el que ejerce presión el presidente de la Cámara respecto del departamento San Martín», donde está pendiente el resultado electoral que definirá los ocupantes de tres bancas de diputados, a una de las cuales aspira Mirábile.