DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Y CRISIS: SE AGRANDÓ LA BRECHA ENTRE RICOS Y POBRES

DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO Y CRISIS: SE AGRANDÓ LA BRECHA ENTRE RICOS Y POBRES

La crisis derivada de las políticas económicas del Gobierno de Mauricio Macri siguen haciendo más notoria la diferencia entre quienes más y quienes menos tienen.

La distribución del ingreso se marcó aún más durante el año 2018, en que la inflación llegó alarmantemente al 47,6%, la desocupación creció al 9,1% y el indice de pobreza aumentó hasta un 32%, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La mayor inequidad dentro de la economía argentina quedó reflejada en el Coeficiente de Gini, una relación matemática que tiene al "0" como el nivel de mayor igualdad y al "1" con el mayor desequilibrio. 

De esta manera, el Coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar de las personas llegó en el último trimestre del año un valor de 0,434 puntos, contra 0,417 de igual período del 2017, uno de los mejores valores de la distribución.

Medido de otro modo, el Indec informó que el 10 % de los hogares más ricos concentraron a fines del año pasado el 32,3% de los ingresos, mientras que el 10% más pobre solo el 1,6%. A finales del 2017 esa relación era de 31% contra 1,8%. 

El organismo también comunicó que el 60% de la población ocupada recibe ingresos de hasta $19.000. Esta desmejora en la distribución del ingreso se dio en un año en que la inflación fue del 47,65 y la actividad económica cayó 2,6%. A esto se le debe sumar que el índice de pobreza trepó a finales de 2018 al 32% de la población, cuando a fines del 2017 estaba en 25,7%, mientras que la tasa de desocupación ascendió al 9,1% contra el 7,2% de octubre-diciembre del 2017. 

La ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, había comentado durante la semana pasada -al conocerse los aumentos en las cifras de pobreza e indigencia- que "son coletazos de la crisis".