DERECHOS HUMANOS Y SALUD MENTAL EN DOS INTENSAS JORNADAS

DERECHOS HUMANOS Y SALUD MENTAL EN DOS INTENSAS JORNADAS

La salud pública sanluiseña vivió dos jornadas de plena capacitación sobre Derechos Humanos y Salud Mental.

Toda la actividad comenzó el martes en el Salón Blanco del Palacio de Justicia, con una instancia de formación que tuvo como objetivo comprender el papel de la legislación en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas con padecimientos en su salud mental.

La disertación estuvo a cargo de María Graciela Iglesias, referente en Argentina sobre derechos humanos y discapacidad, quien es secretaria ejecutiva del Órgano de Revisión Nacional de Salud Mental, ente que tiene a su cargo la protección de los derechos humanos de los usuarios de los servicios de salud mental.

“Estas jornadas fueron esenciales, como directora del hospital de salud mental y adicciones dependiente del Ministerio de Salud de San Luis, sirve para reafirmar la modalidad de trabajo asistencial que venimos realizando en ambas instituciones (HSM y Adicciones) en las cuales nuestra prioridad es garantizar los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental. También nos permitió vincularnos con profesionales del Poder Judicial con los que debemos trabajar de manera articulada y en comunicación permanente, velando siempre en pos de garantizar los derechos de las personas”, sintetizó la doctora Daniela Pollacchi.

También, el director de Salud Mental y Adicciones de la Nación, el licenciado Luciano Grasso, tuvo participación en la jornada abordando la Ley de Salud Mental 26.657 refiriendo a la misma como una herramienta fundamental para sustituir el tradicional modelo restrictivo y de corte asilar por otro modelo que promueva más oportunidades de inclusión social para las personas con padecimientos mentales.

Los objetivos principales de este curso, se pretende comprender el papel de la legislación en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas con padecimientos en su salud mental; entender cómo las políticas y los servicios de salud mental garantizan los derechos humanos de las personas con ese tipo de padecimientos y comprender las cuestiones relativas al derecho, a la capacidad jurídica, el derecho a la libertad y a la seguridad de la persona, el derecho a la autonomía y al consentimiento informado, y lo que éstos significan en los procesos de atención y tratamiento de las personas con padecimientos mentales en las instituciones de salud.

En la jornada de hoy hubo un trabajo cerrado, solo para profesionales de salud, primero en el hospital y luego en el ministerio, para desentramar y despejar cualquier tipo de dudas que se plantean en torno a la ley nacional de salud mental.

“Trabajamos en el Plan de Salud Mental para el 2020 y la adhesión de la Ley Nacional de Salud Mental en la provincia de San Luis. Esto también se lo trasladamos a los profesionales del sistema de salud pública en el Hospital de San Luis y por la tarde a los de Atención Primera de la Salud en una charla donde estuvo María Iglesias y Luciano Grasso, realmente fue muy motivador”, cerró Pollacchi.