CRECE EL TEMOR POR DESPIDOS EN DELEGACIONES NACIONALES

(Por Eduardo Gargiulo).- UPCN declaró el estado de alerta. Agroindustria ya lleva 330 despidos en la última semana. Hay preocupación en Senasa, el INTA y las otras delegaciones de Agricultura Familiar, en Villa Mercedes y San Luis.

Desde la llegada de Luis Miguel Etchevehere al Ministerio de Agroindustria en lugar de Ricardo Buryaile se sabía que venía un proceso de “racionalización” en esa cartera, algo que terminó de confirmarse la semana pasada, cuando el ex titular de la Sociedad Rural Argentina anunció que iban a producirse 330 despidos.

Una vez concretada esta medida, los cañones apuntaron a los organismos descentralizados y el primer misil impactó en la subsecretaría de Agricultura Familiar. Primero le bajó el rango (era Secretaría) y ahora fue la primera en tener despedidos. En San Luis esta semana fueron dos los telegramas enviados y lo sufrieron veterinarios de la zona de Quines: Fernando Bragagnini y Pablo Barrionuevo.

“Estoy desde 2012 en Agricultura Familiar, ingresé un año después de que me recibí de veterinario y me vine de Catamarca al norte de San Luis. Primero participé de un proyecto en la Costa de los Comechingones y después me llamaron para venir a Quines. Siempre me gustó trabajar codo a codo con los pequeños productores, los que menos tienen”, cuenta Barrionuevo, quien considera que “están vaciando el territorio”.

Se refiere a los departamentos Ayacucho y San Martín, que cubrían junto con Bragagnini y un técnico más, que ahora está de licencia por enfermedad y quizá por eso evitó la ‘guadaña’ macrista. “Éramos tres para una región inmensa, pero nunca nos quejamos, siempre dimos todo por ayudar a los criadores de cabras y ovejas y a los huerteros que nos necesitaban. Ni siquiera aflojamos cuando en 2015, apenas asumió el nuevo Gobierno Nacional, nos sacaron la movilidad. Seguimos haciendo kilómetros con nuestros autos, claro que ya no pudimos trepar a los parajes más alejados de las sierras, para eso necesitábamos las camionetas. Nos empezamos a limitar a ir a la zona periurbana de las ciudades”.

El miércoles hubo una asamblea y luego una protesta en la puerta de la oficina que Agricultura Familiar tiene en San Luis, organizada por la Unión Personal Civil de la Nación. “Estamos muy preocupados, hoy (por ayer) fueron dos compañeros de Quines, pero ya se comenta que después le va a tocar a Senasa y luego al INTA. Están desguazando todos los organismos descentralizados que dependen del Ministerio de Agroindustria”, dijo Diego Pierdominici, el secretario general de UPCN-San Luis.

Tras la reunión en la que decretaron el estado de alerta y movilización hasta lograr la reincorporación de los dos despedidos, salieron a la calle a repartir panfletos y semillas “para alertar a la gente sobre la difícil situación que estamos atravesando”. Pierdominici contó que el gremio, a nivel nacional, no decidió aún hacer ninguna medida de fuerza, pero no descarta que lo haga a la brevedad si se concretan los rumores que hablan de “unos 200 despidos en Senasa en todo el país para la próxima semana”.

(twitter.com/ApuntesSL)