CABRERA PEDIRÁ UN PERICIA PSIQUIÁTRICA PARA ÉL Y SU EX PAREJA

CABRERA PEDIRÁ UN PERICIA PSIQUIÁTRICA PARA ÉL Y SU EX PAREJA

(Por Eduardo Gargiulo).- También una pericia psicológica a su hijo menor. Negó haber ejercido violencia de género. Adelantó su decisión de concurrir a la justicia.

Visiblemente demacrado y con aspecto desmejorado, el ex secretario de Transporte Enrique Cabrera, acusado en la policía y en la justicia por agredir a su ex mujer, Carolina Sosa, brindó este martes una conferencia de prensa, durante la cual negó los hechos violentos que se le imputan.

Afirmó que presentó su renuncia al cargo para no perjudicar al gobierno y “preservar la institucionalidad”, aunque afirmó que nunca le pegó a nadie “y menos a Carolina, la madre de mi hijo”, a quien reconoció como “una gran mujer, muy buena madre y excelente dirigente política”.

Aclaró que luego de la denuncia en su contra, él también concurrió a sede policial, donde efectuó el correspondiente descargo.

Reconoció que su principal preocupación es el bienestar de su hijo Valentín, de 14 años, y el control que debe tener por la etapa preadolescente que atraviesa. “Tengo miedo que ingrese a la droga”, dijo preocupado, sin dar mayores detalles, aunque luego dijo haberlo visto muy tarde en la calle, lo que pudo interpretarse como un reproche hacia su madre.

Afirmó que no hará ninguna denuncia contra su hijastro, de 24 años, a pesar de tener una costilla fracturada, por lo que implícitamente lo acusó de la acción, al tiempo que repitió en varios pasajes que le interesaba “preservar a su familia”, algo que contradice la propia conferencia de prensa que brindó para referirse al violento episodio del domingo por la tarde.

Adelantó que junto a su abogado concurrirá a la justicia para solicitar que le hagan a Carolina Sosa y a él una pericia psiquiátrica, y una psicológica a su hijo menor, para saber por qué ha cambiado en los últimos tiempos y rechaza su presencia. Admitió asimismo que se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico después de la separación, en setiembre del año pasado, y afirmó que después del divorcio siempre cumplió con la cuota alimentaria.

Precisamente se espera que esta semana la presentación que hizo su ex ante la Fiscalía N° 2 arroje novedades. Por lo pronto, solicitar la ratificación de la denuncia, citar a declarar al propio Cabrera u ordenar una cámara gesell al menor, entre otras diligencias.

La causa es compleja, porque tanto Carolina Sosa como el mismo Cabrera concurrieron al Policlínico Regional y fueron revisados por los facultativos, constatándose distintos golpes. Ambos, también, efectuaron presentaciones previas en sede policial. La diferencia es que la primera tiene –presuntamente- a sus hijos que testificarían en su favor.

En otro momento, Cabrera afirmó: “Lo que más quiero en el mundo es a mi hijo Valentín, quiero tener el derecho a poder verlo”, reconociendo que su relación era buena pero en los últimos tiempos el vínculo se cortó y desea saber qué sucedió, por eso pedirá una “pericia psicológica” para el menor.

De ser encontrado responsable, Cabrera podría ser procesado por lesiones leves, con agravantes por las nuevas normas que penalizan la violencia de género. 

Colaboración: Emiliano Ballesteros.

 (twitter.com/ApuntesSL)