BROMATOLOGÍA DE LA CAPITAL CAPACITÓ A PERSONAL DE DOS MUNICIPIOS DEL INTERIOR

BROMATOLOGÍA DE LA CAPITAL CAPACITÓ A PERSONAL DE DOS MUNICIPIOS DEL INTERIOR

Se mostraron procedimientos prácticos de inspecciones y normativas vigentes. Se prevé continuar con otras localidades de la Provincia.  

Este jueves, inspectores de las localidades de Renca y Nogolíse capacitaron en procedimiento y métodos para controles bromatológicos. La actividad fue coordinada por la Subsecretaría de Control Ambiental y la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de San Luis. 

El pedido de capacitación llegó a la subsecretaría de parte de las intendentes Claudia Pinelli, de Nogolí, y Romina Peralta, de Renca. “Lo pidieron porque tienen grandes eventos y festivales que exceden la capacidad del municipio. En Nogolí no se están haciendo controles bromatológicos pero no tienen ni normativa propia y en Renca se hacen pero tampoco tienen normativa”, dijo Eliana Giorda, subsecretaria de Control Ambiental.

La actividad estuvo a cargo de Giorda, el director de Bromatología, Federico Vallone y dos inspectores del área. Durante el encuentro, los funcionarios de San Luis explicaron los procedimientos que se utilizan en los controles, normativa nacional como el Código Alimentario y las ordenanzas vigentes en la ciudad de San Luis, con el objetivo de que cada localidad tenga un parámetro para elaborar sus propias normativas.

“Les contamos qué cuestiones se verifica en los comercios, en los carro-bar y en los establecimientos donde hay manejo de alimentos y productos alimenticios. Estuvieron muy contentos porque pudieron sacarse las dudas. Nos preguntaban cuestiones prácticas de qué hacer en determinados casos”, dijo Giorda. 

Por su parte, Federico Vallone, adelantó que esta capacitación fue el inicio de un trabajo a futuro que se pretende coordinar entre Bromatología y otras localidades provinciales. “La idea es ir sumando más municipios que lo requieran y hacer la invitación desde nuestra dirección a capacitaciones, charlas y talleres”, afirmó.