APOSTILLAS DE MENTOL: MOVIMIENTOS POLÍTICOS EN LA LEGISLATURA

La Asamblea Legislativa es el escenario donde se puso de manifiesto una serie de movimientos en algunos bloques. Radicales y peronistas, por caso, fueron los principales protagonistas en el mapa de las piezas reubicadas.

Radicalismo

En la UCR se dio una suerte de golpe de autonomía e independencia. Dejaron el interbloque con los poggistas y decidieron formar su propio bloque. Aunque anunciaron que seguirán trabajando en conjunto con Avanzar es como decir: “Juntos pero nunca más amontonados ni pegados como antes…”.

Tal vez el radicalismo puntano esté marchando a tono con el pensamiento que se enseñorea en la mente de sus principales dirigentes nacionales. Como por ejemplo, el jujeño Gerardo Morales, quien advirtió que con Macri como candidato a presidente, los radicales no deben acompañar nunca más. Más aún, quieren un recambio fuerte. Hay quienes, como Roberto Pagano, en San Luis, que prefiere a Martín Lousteau como líder y candidato a presidente y toman distancia del cordobés Mario Negri, un hombre que se ha ido tan a la derecha del dial ideológico que se encuentra muy lejos de los principios fundacionales, populares y revolucionarios del radicalismo que surgieron allá lejos, en el principio de la historia partidaria. “Es más PRO que UCR”, opinan del dirigente cordobés.

Así las cosas, los radicales están buscando modificar el juego de alianzas. Ya no toleran a un Cladio Poggi actuando como propietario y capataz de la oposición en San Luis. El tratamiento a la hora de hablar de un frente común se hará en otros términos, democráticos y de igual a igual, sostienen.

El bloque radical unificado de diputados se conforma por Neli Carlomagno, Ariel Barroso, Lucero Guillet, Victor Sosa, Hector Díaz y Javier Giménez.

  Cabe recordar la UCR local eligió sus autoridades partidarias. Jorge Lucero encabeza el Comité Ejecutivo Provincial, en tanto Roberto Pagano sigue al frente de la Convención Provincial.

Bloque PJ

En el bloque oficialista también se produjeron cambios. La presidencia está copresidida por dos mujeres: Sonia del Arco y Analía Agüero.

Desde días antes se percibió claramente que Daniel Gonzáles Espíndola no contaba con respaldo para comandar el bloque oficialista. La falta de consenso y apoyo hacia este legislador se respiraba dentro del bloque y, al parecer mucho más fuerte desde la conducción del peronismo puntano.

La tropa del bloque justicialista, además de Sonia del Arco y Analía Agüero, la componen además Fernanda Spinuza, María Eva Morel, González Espíndola, Anabela Lucero, Teresa Páez, Gustavo Morales, Francisco Irusta, Beatriz Ochoa, María del Carmen Portela, José Pedernera y Norma Villegas.

En un año electoral donde se habrá de elegir, entre otros lugares, las 10 butacas del Departamento Capital, los cambios forman parte de los eslabones que deben tejerse en la búsqueda de los candidatos.

No hay que perder de vista lo que sucede dentro del edificio legislativo.

En Santa Rosa reina el fastidio popular

Y tienen razón. Los vecinos de Santa Rosa de Conlara están hartos. A un año de la muerte de Magalí Morales dentro de la Comisaría de esa localidad, les resulta imposible comprender (no hay manera) cómo es posible que sobre este asunto no se avance, que esté prácticamente paralizado.

Para la gente del Valle del Conlara hay un responsable de esta indefinición, de tanta dilatación en el proceso, El juez Jorge Pintos.

Además, con los dichos del abogado de los policías imputados en esa causa tan oscura y fatal, reclamando que se cierre la causa, que quede todo en la nada y suelten a los sospechosos, la paciencia popular se rompió en mil padazos.

Para colmo, ante tanta lentitud, el Estado Nacional anunció que se constituirá como parte querellante ante la presunción de estar ante un posible acto de violencia institucional, algo que dañaría seriamente hasta la imagen del país en el mundo y ante los organismos internacionales.

¿QUÉ ONDA CON MONES RUIZ?

La dirigencia peronista intenta adivinar qué pasa con el vicegobernador Eduardo Mones Ruiz: Recorre diariamente la provincia, cada departamento, cada ciudad y cada pueblo.

¿Se está ante un modelo de dirigente y funcionario idóneo, empeñado en estar acerca de la gente y la dirigencia de cada paraje o largó su carrera personal en busca de la Gobernación a disputarse en el año 2023?

Se imponen las opiniones que se animan a conjeturar: “Mones Ruiz se largó, entró a la cancha decidido a elaborar su propio camino hacia el elevado y tan preciado objetivo de ganar las Gobernación”.

Aclaremos, en todo caso, no tiene nada de malo aspirar a tanto honor. Es lícito y tiene todo el derecho a alimentar tal aspiración.

 Inclusive la dirigencia sabe que habrá otros que en cualquier momento saldrán a la cancha a jugar el mismo partido que quiere disputar el vice gobernador. Es naturalmente posible y esperable. Después la conducción mirará las encuestas y de acuerdo a quien mejor mide se tomará la decisión sobre la capacidad, la idoneidad y la posibilidad de cada uno de los aspirantes en dicha carrera.

 Las elecciones de cargos legislativos de este año será una señal relevante a decodificar. Para todos los partidos políticos, Cada uno avaluará puertas adentro quienes son los mejores para defender el proyecto partidario. Y no olvidemos que también se elegirán tres bancas a diputado nacional. Hay muchas cartas a jugarse.

Finalmente, esto dicen algunos puertas adentro del PJ: “En todo caso, si Mones Ruiz no resulta nominado como candidato a gobernador, él ya se encuentra trabajando construyendo poder. Aunque no sea candidato a gobernador, llegado el caso, quiere asegurarse una silla en la mesa chica donde se tomen las decisiones políticas más importantes en el Justicialismo puntano”.

En tal sentido, se dice también que, en cada departamento, en cada ciudad y en cada pueblo, Mones Ruiz ya está bautizando y entronizando a sus referentes políticos en cada lugar que visita.

El Adolfo aglutinador

 Adolfo Rodríguez Saá quiere ser el gran hacedor de la maquinaria política opositora que enfrente a su hermano, en las elecciones legislativas de este año y las gubernamentales de 2023.

 Esto se lo confesó a ABC NOTICIAS un reconocido y veterano dirigente peronista apegado a las huestes del senador nacional. Lo que se dice “un adolfista de paladar negro”, metáfora canina que intenta describir la jerarquía de un dirigente de raza apegado a un pensamiento determinado o a un caudillo político.

“El Adolfo está trabajando intensamente para reunir en un mismo frente y junto a él a Enrique Ponce, Claudio Poggi y Alejandro Cacace a quienes considera como los principales referentes de la oposición”. Son palabras que el veterano adolfista usó para describir la labor que está tejiendo el ex gobernador peronista. “Quiere ganarle al Alberto en todo, en las elecciones legislativas provinciales, sacarle todas las butacas en la Cámara de Diputados y después la Gobernación. El acuerdo consiste en que cada sector de esa alianza opositora se quede con una banca nacional de las tres en juego este año. Así se hará el reparto. El Adolfo va por todo contra el Alberto”, desgranó con exceso de confianza el “adolfista de paladar negro” y siguió su camino exultante de fe en lo que acababa de revelar. A paso cansino y manos en los bolsillos, se alejó cruzando la plaza Pringles en un ventoso mediodía.