ALBERTO FERNÁNDEZ MANDÓ A NIELSEN A NEGOCIAR CON LACUNZA Y LO POSICIONA COMO POSIBLE MINISTRO

ALBERTO FERNÁNDEZ MANDÓ A NIELSEN A NEGOCIAR CON LACUNZA Y LO POSICIONA COMO POSIBLE MINISTRO

Nielsen y Lacunza estuvieron de acuerdo en que lo primordial es estabilizar el dólar para sacar a flote la economía.

(LPO).-  Ayer miércoles Guillermo Nilsen se acercó al despacho del flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, como parte de la ronda de encuentros con la oposición que el sucesor de Dujovne inició de cara a una eventual transición ordenada.

El dato llamativo es que fuera Nielsen el interlocutor de parte del Frente de Todos, lo que lo posiciona como probable ministro de Hacienda en caso de que Alberto Fernández gane las presidenciales. Él, además, cuenta con la simpatía de Cristina Kirchner y es un hombre bien visto por el mercado para encarar una eventual renegociación de la deuda pública por su perfil pro-mercado.

El resto del gabinete económico, como adelantó LPO, podría estar encabezado por economistas de un perfil más keynesiano para la reactivación de la economía, bien podría tratarse de una persona del riñón de Axel Kicillof, como Emmanuel álvarez Agis, o bien el industrial José Ignacio de Mendiguren del ala massista o bien, Matías Kulfas, del grupo Callao, que si bien es de la simpatía de Alberto Fernández no es de la plena confianza de Cristina Kirchner.

Liberales en Hacienda y keynesianos en Producción, el doble comando económico del equipo de Alberto

Por eso, a Nielsen lo acompañó la economista Cecilia Todesca Bocco, del grupo Callao e hija del actual director del Indec, Jorge Todesca. Por su parte, Lacunza llevó a su mano derecha, Sebastián Katz, un especialista en finanzas públicas.

Desde el ministerio de Hacienda informaron a LPO que se trató de un encuentro ameno, con buen trato entre las partes y buena predisposición mutua, en el que primaron las coincidencias "para darle estabilidad a la economía".

En el encuentro se abordó el tema de las Reservas del Banco Central, del tipo de cambio, de la inflación, de la energía, de los precios de los combustibles, de la rebaja del IVA a los alimentos, de la relación con el FMI y también de la deuda.

"Coincidimos en que, más allá de la competencia electoral, no hay que poner en riesgo la estabilidad cambiaria como un bien superior y llevarle tranquilidad a los argentinos", señalaron desde el equipo de Lacunza y lo ratificó Todesca Bocco.

'Coincidimos en que, más allá de la competencia electoral, no hay que poner en riesgo la estabilidad cambiaria como un bien superior y llevarle tranquilidad a los argentinos', señalaron desde el equipo de Lacunza y lo ratificó Todesca Bocco.

"Hubo coincidencia también en los valores del dólar actual, que incluso que está por encima del precio equilibro", agregaron fuentes oficiales.

Desde el equipo de Alberto Fernández corroboraron estas coincidencias "respecto de la necesidad de buscar un horizonte de estabilidad que reduzca el impacto de la crisis sobre los sectores productivos y las familias más vulnerables", pero agregaron que sostienen su discrepancia de fondo respecto del modelo económico y que mientras ellos no sean gobierno no van a postular propuestas de política económica.

"En referencia al acuerdo con el FMI, los referentes económicos del Frente de Todos expresaron su preocupación por el incumplimiento de sus cuatro objetivos fundamentales: trayectoria decreciente de la deuda pública, reducción de la inflación, recuperación del crecimiento y generación de empleo para combatir la pobreza. Resulta particularmente preocupante la pasividad del organismo frente a la caída de las reservas y los mencionados incumplimientos", agregaron desde el equipo de Alberto Fernández.