ALBERTO CERRÓ LA CAMPAÑA CON CRÍTICAS A MACRI LE LLENÓ LOS BOLSILLOS A LOS BANCOS

ALBERTO CERRÓ LA CAMPAÑA CON CRÍTICAS A MACRI LE LLENÓ LOS BOLSILLOS A LOS BANCOS

En Mar del Plata, el candidato estuvo acompañado por Cristina Kirchner y Axel Kicillof.

(LPO -La Plata).- Alberto Fernández encabezó el cierre del Frente de Todos en Mar del Plata, junto a Cristina Kirchner y aseguró que "desde el primer día vamos a ocuparnos de sacar del lugar en el que han quedado a los 5 millones de pobres que Macri ha dejado".

"El domingo tenemos que empezar a dar vuelta una página oprobiosa que empezó a escribirse en diciembre de 2015", dijo el candidato a la presidencia en un escenario ubicado sobre la rambla, entre la playa y los clásicos edificios que diseñó Alejandro Bustillo.

"Tengo el compromiso de no fallarles", remarcó Fernández y aseguró que sus promesas de campaña equivalen a la firma de "un contrato moral y ético para hacer la Argentina que atienda a los desposeídos, a los olvidados y para hacer una Argentina que vuelva a crecer".

El ex jefe de Gabinete cierra un raid que empezó el 18 de mayo cuando Cristina Kirchner anunció en sus redes sociales que Alberto sería el candidato a la presidencia y que ella lo acompañaría en la fórmula.

Fernández volvió a criticar al gobierno de Mauricio Macri, quien busca su reelección porque, aseguró, "no tuvo ningún empacho en llenar los bolsillos de los bancos, dejar que los bancos se enriquezcan, mientras toda la Argentina se empobrecía".

"Está claro que hay algunos que abrazamos la política sabiendo qué intereses representamos y ellos representan a esos intereses, que benefician a los poderosos", insistió.

El aspirante a la Casa Rosada aseguró que el espacio que representa, el Frente de Todos, "es la esencia misma de lo que pueblo argentino quiere" y remató: "Un día me llamó (Cristina Kirchner) y me dijo 'es tu turno'. Y uno es un militante, se sacó el saco del que operaba por la unidad y se puso el saco del que tenía que conducir".

Y agregó: "Le pedí hagámoslo juntos y demostremos que el mejor equipo de la Argentina es este, el que piensa por los argentinos".

Sobre el escenario estaba Cristina; Axel Kicillof y Verónica Magario, la fórmula a la gobernación bonaerense; el porteño Matías Lammens y Fernanda Raverta, la candidata local que tiene el desafío de ganarle al candidato de María Eugenia Vidal. A un costado, también subieron gobernadores y legisladores.

Fernández volvió a reiterar su intención de convocar si es elegido presidente a sectores que hoy están en la vereda de enfrente.

"Como decía Raúl Alfonsín vamos a aplicar la ética de la solidad, y a aquel que se cayó al pozo, solidariamente le vamos a tender la mano para que vuelva a la sociedad con nosotros", recordó.

Cristina comenzó su discurso destacando a Kicillof y Raverta por "defender al país" como diputados desde 2015. "No hay que silbar, ni insultar al que vota. De esa forma no se solucionan estas cosas en la democracia", dijo Cristina a los presentes, tras recordar las leyes vetadas por Mauricio Macri durante su gobierno.

"Alberto Fernández fue el Jefe de Gabinete del proyecto político que le devolvió la dignidad al pueblo argentino en 2003", dijo la expresidenta con la voz entrecortada, y repitió que fue Néstor Kirchner quien reestructuró la deuda externa y le pagó al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Este no es un cierre de campaña donde vienen los candidatos a decir cualquier cosa para conseguir que los voten. Somos hombres y mujeres que creemos en el rol del Estado como el gran igualador de las diferencias", sostuvo.

"Hoy estamos cerrando un ciclo histórico, para que la Patria nunca más vuelva a caer en las manos del neoliberalismo. Nunca más estas políticas, nunca más", pidió Cristina entre sollozos, y cerró para introducir a Alberto Fernández: "Con ustedes, el próximo presidente de la Argentina".