AGRICULTURA: UN PUNTANO CRISTINISTA SE QUEDÓ CON LA DIRECCIÓN DE LECHERÍA

AGRICULTURA: UN PUNTANO CRISTINISTA SE QUEDÓ CON LA DIRECCIÓN DE LECHERÍA

El Gobierno nacional oficializó a Arturo Videla, un dirigente de confianza de la vicepresidenta, que ya fue responsable del área entre 2009 y 2015. Un sector en crisis permanente.

(LPO).-  Finalmente, luego de varios meses de idas y vueltas y pulseadas políticas internas, este viernes se oficializó en el Boletín Oficial el nombramiento de Arturo Videla en el cargo de director nacional de Lechería del Ministerio de Agricultura, según pudo saber LPO.

Con dicha designación -sumada a la de Joaquín Serrano en mayo al frente del Instituto Nacional de Semillas (INASE)- el ministro Luis Basterra va completando el tablero de funcionarios de primera y segunda línea en la cartera de Paseo Colón al 800.

Según La Política On Line Videla es un dirigente  que responde directamente a la vicepresidenta Cristina Kirchner. De hecho, entre 2009 y 2015, ejerció como subsecretario de Lechería logrando sortear todas las gestiones del Ministerio.

No fueron buenos años para la lechería el tiempo que Videla ejerció como director. El sector está estancado desde fines de la década del '90 con igual nivel de producción y varios miles de tamberos que abandonaron la actividad por falta de rentabilidad.

Si bien desde hace unos días se sabía que Videla sería nombrado, algunos preferían esperar a que se oficialice por el rechazo que puede llegar a generar la decisión en las cuatro entidades rurales nucleadas en la Mesa de Enlace (que aún no se expresaron).

Los directivos de Confederaciones Rurales (CRA) fueron los primeros en salir a criticar a Basterra por la falta de definiciones en el sector. "Pareciera que a este gobierno no le interesa la lechería", apuntaron en febrero cuando el cargo aún estaba vacante.

El tema es que Videla asume en un mal momento. Un informe del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (IAPUCO) muestra que en los últimos cuatro años la industria láctea, en promedio, registró resultados negativos durante 28 meses.

El Banco Central (BCRA) reveló esta semana que las principales empresas lácteas del país tienen a la fecha deudas bancarias por al menos $ 18.967 millones, una cifra que supera las ventas de productos lácteos en dos meses en supermercados.

El Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) indicó que en los últimos años la producción de leche en nuestro país siguió en baja: en 2019 se produjeron un total de 10.343 millones de litros, una cifra 1,75% menor respecto a 2018.

En tanto, el precio promedio de la leche que reciben los tamberos en las principales cuencas argentinas se ubicó en abril pasado en torno a los $ 18, unos 0,14 centavos de dólar tomando como referencia el tipo de cambio paralelo que ronda los 125 pesos.

Un estudio del Movimiento CREA advirtió que el 69% del costo total promedio de un tambo de intensidad intermedia se encuentra asociado a insumos dolarizados (tierra, semillas, fitosanitarios, fertilizantes, insumos veterinarios y balanceados).

El último índice IPOD de CAME, por su parte, mostró que en abril la brecha entre lo que cobraron los tamberos y lo que pagaron los consumidores fue del 292%. Esto porque el valor promedio de la leche en góndola se ubicó en $ 70 por litro.

El documento de CAME indicó también que la participación del productor de leche en la cadena de valor se encontró en un 25,5%, muy lejos del 33% que históricamente reclamaron los tamberos para hacer viable el negocio a mediano y largo plazo.