ZARRABEITIA Y SU EQUIPO EXPLICARON EL PROYECTO DE LA NUEVA PLANTA DE EFLUENTES

05.08.2014 08:50

El secretario de Servicios Públicos, Ramón Zarrabeitia, junto a su equipo de trabajo, informaron a la prensa los detalles previstos para la construcción de la nueva planta de tratamiento de efluentes cloacales. Luego de que el viernes pasado el Intendente de la Ciudad anunciara el llamado a licitación para la construcción de la primera etapa de las nuevas piletas depuradoras, Zarrabeitia ayer explicó en base a planos en qué consiste el proyecto. 

“Cuando uno hace un proyecto técnico, lo hace con una idea de consensuar. Compartimos la idea con todo el equipo y también con el Intendente. Queremos realizar un tratamiento de efluentes cloacales lo más natural posible. Donde la aparte del equipamiento mecánico y electromecánico desaparezca. De esta forma se abaratan los costos de producción y mantenimiento, la mano de obra que se implemente realizará el desmalezado y verificará los parámetros básicos con un aparatito. Esta idea básica se completa, se trabaja en Gabinete y luego se implementa en el terreno, porque el terreno define pautas importantes del diseño”. 

“Originalmente trabajamos sin contar con el terreno, pero a partir del momento en que la Municipalidad compra el terreno, podemos darle forma real al proyecto  y completar la idea de enlagunamiento. Conceptualmente, en esta primera etapa de la planta de efluentes cloacales, se construirán tres grandes ítems. El primero será vincular la planta vieja con la nueva planta, a través de un gran conducto que fue calculado para, con el tiempo, poder sacar de funcionamiento a la planta antigua. El segundo ítem es el enlagunamiento en sí, que se ha diseñado para la primera etapa con cuatro lagunas facultativas. El tercer ítem es el canal de descarga desde el nuevo sistema de enlagunamiento hasta el río. Creemos que este tercer ítem, si bien se diseñará para los volúmenes máximo, no llegará el agua al río, porque será muy bien tratada y posiblemente los productores de la zona la utilicen para riego forestal”. 

“El presupuesto oficial es de 40.029.000 pesos y los fondos son propios del Municipio. Mañana se publicará la licitación en el diario de mayor tirada de la provincia y comenzarán a venderse los pliegos. La fecha de apertura de la licitación es el 20 de agosto. El valor del pliego es de 20 mil pesos”. 

“Las lagunas facultativas son grandes piletones que tienen una profundidad de un metro y medio, con una cierta revancha para el depósito de barros. Este tipo de lagunas de profundidad media tiene la característica de que en la parte superior, 60 centímetros o hasta donde penetran los rayos del sol, se produce una depuración aeróbica motivada por la aeración de la superficie libre más el oxígeno que las algas verdes dan a la masa de líquido. Esto permite que las bacterias que viven del oxígeno consuman la materia orgánica, generando residuos que son aprovechados por las algas para su subsistencia. Se forma entonces una simbiosis entre algas y bacterias. Esta capa superficial permite contener o evitar que la capa profunda, donde se producen desarrollos de bacterias anaeróbicas, salga a la superficie, porque cuando  se eleva, mueren y son digeridas por las bacterias aeróbicas”. 

“La salida de las lagunas se hace por vertederos. Captan el agua superficial, por lo tanto las bacterias anaeróbicas, que son por lo general las más patógenas, no pasan a la corriente de salida. De todas maneras se ha previsto un sistema de cloración a la salida de la planta, para matar estas bacterias anaeróbicas. Con relación a la estructura de ingreso, se ha diseñado una cámara de rejas colocada a la salida del conducto de la cloaca máxima, que vincula las dos plantas, y distintos compartimientos para ingreso del agua cruda a las lagunas. De la misma forma se hace un canal colector a la salida para clorar. La obra se completa con la casa del encargado, que tendrá un laboratorio y administración. Sumado al cierre perimetral, que dada la dimensión y el costo se realizará con alambre de 7 hilos, con los tres últimos de púa”. 

“El proyecto se ejecutó bajo la dirección del Ingeniero Mario Terré y la colaboración directa del Ingeniero Filipello. Fue presentado en su momento a las autoridades provinciales que estuvieron de acuerdo con pequeñas modificaciones. Luego se realizaron otros cambios después de consultarlo con personal técnico de la Nación. Una de las sugerencias es pasar el tiempo de obra de 8 a 12 meses. Lo contemplamos y nos pareció razonable, pero si a la empresa le conviene hacerlo en menos tiempo, lo analizaremos y veremos si resulta factible”.

 

“En la primera etapa, sin la construcción de las lagunas de carácter anaeróbico que están previo a la entrada de la facultativas, que son dos por lagunas, esta obra alcanza para 70 mil habitantes con un efluente de excelente calidad. Calculen que un canal de riego transporta agua de hasta 100 unidades de DBO (demanda bioquímica de oxígeno). En realidad es la cantidad de materia orgánica que tiene el líquido. El agua ingresa a las lagunas con 300 DBO y saldrá con 30, es decir, con un agua de riego de excelente calidad”. 

“Así como se prevé en la primera etapa, solucionaremos el problema ambiental existente. Hacer una obra de estas características para 30 o 40 años es casi quemar una generación, que es la que hace la obra, en virtud de las generaciones futuras. Siempre es importante tener una idea global y avanzar junto con el desarrollo de la ciudad”.