SURGE OTRO DOCENTE INVOLUCRADO EN LA DENUNCIA DE ABUSOS EN EL COLEGIOSAN BUENAVENTURA –DETALLADO INFORME

16.02.2018 08:54

(Por Eduardo Gargiulo – Apuntes de San Luis).- La causa por supuestos abusos mantiene en vilo a la sociedad. Ahora se suma un profesor de Catequesis como sospechoso. Nuevo allanamiento. Intervención de la Secretaría de la Mujer. El Superior Tribunal recibió a los padres.

En los últimos días comenzaron a surgir novedades en torno de la polémica denuncia por abusos en uno de los principales colegios religiosos de Villa Mercedes, causa en la que interviene el Juzgado de Instrucción Penal y Contravencional Nº 1, a cargo del Dr. Alfredo Cuello.

Ahora se conoció que además del profesor de Música aparece mencionado un docente de Catequesiscomo participante de los abusos a los menores de primer grado “B”, informó la Dra. Micaela Eguinoa, abogada defensora de los padres.

Tras la feria judicial, el 7 de febrero pasado fue citada a ampliar su declaración la mamá de una de las menores, la que informó que su hija le habría confesado que habría sido sometida a abusos por el profesor de música conjuntamente, en algunas ocasiones, con el docente de catequesis.

Inmediatamente el juez ordenó el allanamiento del domicilio del nuevo sospechoso, en el que la policía secuestró nada menos que 23 celulares, cuatro notebooks, dos CPUs, CDs, DVDs, pendrives y demás elementos informáticos que fueron remitidos a la sala de Delitos Complejos, con sede en San Luis Capital.

Para esta semana, fueron citados el perito informático a cargo de la pericia de los elementos obtenidos en el primer allanamiento, al maestro de Música. También, otros peritos de parte y los padres esperan que la oficina judicial convoque a más niños a Cámara Gesell. Hasta el momento fueron citados cuatro menores. En el expediente radicaron denuncias unos 17 tutores.

La dra.Eguinoa no disimula su molestia con el juez Cuello, a quien reprocha cierta lentitud, y sostiene que hay distintos elementos probatorios para ordenar al menos la detención del profesor de Música. También deja entrever su sospecha de que el mismo pudiera integrar una red de pedofilia y plantea sus dudas por la gran cantidad de teléfonos, computadoras y otros elementos secuestrados en los domicilios de los sospechosos.

El juez en tanto ha asumido un total hermetismo. Fuentes cercanas indican que no considera tener suficientes pruebas para disponer la detención y habría deslizado su molestia por la presencia del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Carlos Cobo, revisando el expediente. “Se siente presionado por los padres, ahora por la política y la opinión pública, pero él va a actuar a derecho”, dijo un empleado de Tribunales que suele tener diálogo con el magistrado.

Secretaría De la Mujer

Por pedido de los padres, también ha tomado intervención la Secretaría de Estado de la Mujer #Niunamenos, para brindar apoyo y asesoramiento.

La titular del área, Adriana Bazzano, confirmó que “uno de los padres solicitó ayuda. Inmediatamente, le damos entrada al caso a la Secretaría, hicimos una reunión con los padres y nos presentamos como parte de la causa, apenas hicieron las denuncias ante el Juez. Armamos un equipo interdisciplinario, con psicólogos, abogados y trabajadores sociales, porque la atención psicológica fue lo más importante al principio"”.

Desde la primera denuncia realizada en diciembre, mantuvieron distintos encuentros con los padres de los niños y el equipo de la Secretaría. Incluso Bazzano los acompañó en una reunión que los tutores tuvieron con los magistrados del Superior Tribunal de Justicia, la presidente Lilia Novillo y el ministro Carlos Cobo

Este último incluso se habría apersonado en el propio juzgado con el objetivo de interiorizarse sobre el avance de la causa.

"Hay que ponerse en el lugar de los padres que dejan sus niños con toda la confianza y se encuentran con esto. La celeridad de los casos es fundamental. Esta es una política pública del Estado provincial, no podemos dejarlo pasar", dijo Bazzano.

Por su parte días atrás El Diario de la República dio a conocer la identidad del profesor de Música acusado de bajar la ropa interior a los chicos y manosearlos, cuyas iniciales son J.M.C. en tanto que no ha trascendido la identidad del docente de Religión.

Comisión investigadora

A fines de diciembre, el ministro provincial de San Francisco Solano, Daniel Alejandro FleitasFleitas, orden a la que pertenece el Instituto San Buenaventura, dispuso la intervención del establecimiento, nombrando a Carlos Héctor Rioja Patrón al frente del mismo. A comienzo de este mes se nombró una Comisión Investigadora integrada por la Mgter. Cecilia Semino y la Lic. AngelaReneeIturrioz, las que junto al interventor deberán elevar informes a partir de los cuales “se tomarán decisiones que contribuyan al normal funcionamiento de la institución”.  

Este miércoles a las 9 las especialistas recibirán a los padres para presentarse oficialmente, dialogar sobre lo ocurrido e informar los pasos que darán para intentar aportar al esclarecimiento del caso. Por lo que se ha sabido, numerosos padres están disconformes con el accionar del instituto y habrían resuelto inscribir a sus hijos en otras escuelas.

En declaraciones a los medios, los padres sospechan que la institución “sabe más, tiene información que no quiere dar”, y reprochan no haber recibido “contención” por parte de los directivos. Además, cuestionan que “no funcionaban las cámaras de seguridad, por lo que deben hacerse cargo de esta irresponsabilidad”.

 “No hay pruebas”, dice el defensor del acusado

Para Vicente Daniel Cuesta, el defensor del profesor de Música, no hay pruebas que incriminen a su defendido. “Teniendo en cuenta lo que hay en el expediente y las pruebas producidas hasta el momento, salvo que después surja algo que dé vuelta la causa, no hay un delito. Hasta ahora declararon directivos y profesores del colegio y esas audiencias fueron tan tranquilas que ni dieron para preguntar, porque no se vio que esté comprometida la situación procesal” de su cliente.

Aclaró que, a diferencia de lo que se ha hecho eco Eguinoa, de la Cámara Gesell realizada a la nena, no resultó nada que perjudique a su defendido, dado que la chiquita “casi no habló”.

Explicó, asimismo, que es casi imposible que ocurra que un docente retire a un estudiante de un aula y lo lleve a otra, porque el colegio San Buenaventura tiene un estricto protocolo de control. “La maestra de grado, o sea la que está a cargo de los chicos, le entrega los alumnos al docente de música, de artes visuales o catequesis, cuando toca el timbre. Y éstos después se los devuelven y así sucesivamente (…) El profesor, aparte, nunca puede abandonar el aula. Por lo que los niños nunca quedan solos. Siempre hay un maestro observándolos”, detalló.

Dijo que todas las aulas están cerradas con las llaves que sólo los profesores titulares de cada grado tienen. A lo sumo, sólo el personal de ordenanza puede acceder a ellas una vez que los docentes les entregan las llaves bajo recibo.

Los próximos días, con la pericia a los elementos informáticos secuestrados, serán claves para determinar la situación procesal de los sospechosos.

Mientras tanto, se acerca el comienzo del ciclo lectivo 2018 y entre el plantel docente del establecimiento reina un clima de incertidumbre y cierta desazón, toda vez que se sienten presionados por encontrarse en el centro de la escena pública en una causa que mantiene conmocionada a la ciudad.