SEMANA CLAVE EN LA INVESTIGACIÓN DE ABUSOS EN EL COLEGIO SANBUENAVENTURA DE VILLA MERCEDES

12.03.2018 23:29

(Por Eduardo Gargiulo.- Apuntes de San Luis).-  La defensa pedirá que el profesor acusado de abusos amplíe su declaración. Se esperan testimonios de los especialistas que intervinieron en las cámaras gesell. Para Eguinoa hay “informes contundentes” contra Chávez.

El martes pasado el juez de Instrucción Penal N° 1, Alfredo Cuello, accedió al pedido de la Fiscal Nº 2, Daniela Torres, y dispuso el arresto e indagatoria de Juan Manuel Cháves, el profesor de música del Instituto San Buenaventura, acusado por los delitos de “abuso sexual simple, reiterado y agravado y corrupción de menores calificado”. 

Al día siguiente, durante su declaración el docente negó los hechos que se le imputan y según algunas versiones, en varios tramos se quebró y sollozó, al reconocer el repudio social que padece desde que se conocieron los hechos y trascendió su identidad.

Su abogado, el doctor Vicente Cuesta, pedirá este lunes que el sospechado pueda extender su declaración en la causa caratulada como "Averiguación de delitos contra la integridad sexual" y luego pedirá ocho días de prórroga para presentar más pruebas de la inocencia de Cháves.

El viernes presentó varios testimonios de personas que describieron al acusado en su rol docente, entre ellas maestros que fueron sus compañeros en la Escuela N° 30 "General Pedernera", donde también dictaba clases. Además, asistieron padres de niños que el año pasado fueron alumnos de Chaves en el primer grado del "San Buenaventura", la propia directora de la institución y una directiva del Instituto de Formación Docente Continúa (IFDC), donde el joven fue estudiante antes de recibirse de profesor.

"Todos manifiestan que fue un excelente maestro. Y lo que más se destacó fue el testimonio de la docente del IFDC. Ella explicó que tienen un protocolo de evaluación psicológica muy exhaustivo para determinar si los estudiantes tienen algún tipo de patología, enfermedad o adicción, porque los preparan para estar al frente de chicos. Entonces es muy difícil que mi cliente tenga la personalidad que dicen los que lo acusan", resaltó Cuesta.

Por otro lado, la semana pasada también le realizaron pericias psicológicas y psiquiátricas al profesor, con el objetivo de ver "sus rasgos de personalidad, su estado psicoemocional actual, su desarrollo psicosocial, si posee antecedentes traumáticos o de consumo, existencia de trastornos de personalidad y todo comportamiento que el cuerpo técnico del juzgado considere relevante", detalló la fiscal Daniela Torres.

Torres señaló que también esperan los resultados del peritaje que el Departamento de Delitos Complejos realiza en los celulares, computadoras y pendrives que fueron secuestrados de la casa de un segundo profesor denunciado, quien dictaba clases de catequesis en el colegio. También, se hará una ampliación del análisis de las cámaras de seguridad de la escuela y de los elementos personales de Chaves, para estudiar los mensajes de texto, de Whatsapp y las búsquedas en internet y Facebook, además de los videos y fotos que ya fueron analizados.

 “Informes contundentes”

Para Micaela Eguinoa, representante legal de algunos de los denunciantes, las testimoniales que presentó la defensa "no tienen ninguna relevancia en la causa, porque no tiene nada que ver en los abusos el hecho de que haya sido un buen vecino".

Con respecto a las pericias sobre la personalidad de Cháves, sostuvo que los estudios les permitirán saber "qué rasgos tiene en su vida intima, por qué tipo de personas se siente atraído, si posee violencia contenida o si necesita ejercer el poder".

Enfatizó que los informes de los especialistas en Cámara Gesell del Poder Judicial “son contundentes” en cuanto a la existencia de indicios de abusos en cinco nenes de seis años alumnos del establecimiento que depende de la Orden Franciscana.

Esos testimonios recogidos por las especialistas con ese dispositivo forman la base de la acusación contra el docente Juan Manuel Cháves, el único imputado que tiene la causa.

Un punto importante que introdujo la abogada es que las especialistas en Cámara Gesell todavía no declaran ante el juez penal Alfredo Cuello pero sí lo hicieron las psicólogas que asisten a las víctimas. “Hasta ahora las cámaras que ordenó el juez son cinco, para cinco criaturas diferentes. Nosotros pedimos la ampliación de la declaración de la hija de mi cliente”, precisó.

Sobre la posible intervención del docente de catequesis Augusto Juárez, Eguinoa dijo que hizo una ampliación de la denuncia y que no fue “un mero facilitador sino un partícipe, un coautor” de los abusos.

Los veintitrés teléfonos secuestrados de la casa de este docente durante un allanamiento están en poder del departamento Delitos Complejos del Poder Judicial y la abogada espera que el informe del peritaje a los aparatos se incorpore a la causa antes del jueves próximo, cuando Cuello deba resolver la situación procesal de Chávez.

“Sigo convencida que (los dos docentes) no se manejaron solos. Hubo facilitadores y deben pertenecer a una red de mayor envergadura”, concluyó.

Hasta el jueves la defensa tiene tiempo de presentar sus pruebas y testimonios. Luego, el juez deberá tomar una resolución que puede derivar en el procesamiento con prisión preventiva o en la falta de mérito del caso.