SE ENTREGARON CIENTOS DE TARJETAS ALIMENTARIAS

16.04.2014 08:32

Más de 750 tarjetas alimentarias fueron aprobadas para la ciudad de San Luís. La gestión que encabezó el Intendente Enrique Ponce tuvo importantes frutos y permitió que ayer 200 beneficiarias más recibieran sus tarjetas. En representación del Jefe Comunal asistió Nora Videla, Secretaria de Desarrollo Social, Salud, Deporte, Cultura y Educación.

La funcionaria dejó a todos los presentes el cariño y saludo del Intendente y expresó “Enrique realmente quería participar de esta reunión, quiere permanecer en contacto con ustedes, continuar dialogando, acompañarlas”.

Además, Videla se refirió propiamente al beneficio y dijo “El beneficio que están recibiendo es fruto de las gestiones que realizó Enrique Ponce ante las autoridades del Ministerio de Desarrollo de la Nación. Y este esfuerzo se vuelca ahora en un pequeño aporte que intenta que ustedes puedan paliar la situación en la que se encuentran, llegar a fin de mes”.

Por último, la Secretaria dijo “Vamos a seguir trabajando, vamos a seguir en contacto y estamos a vuestra disposición para cualquier consulta o necesidad que posean”. Estas palabras fueron refrendadas con la actitud que continuó: la responsable de las políticas de desarrollo de la comuna atendió personalmente todas las consultas y necesidades de las mujeres que se acercaron a ella.

Luego de los saludos y las declaraciones, las beneficiarias evacuaron las dudas y completaron los requerimientos para retirar cada una su tarjeta. Aproximadamente unas 200 fueron entregadas y las restantes, un número cercano a las 600, lo serán en los próximos días. 

REFRESCANDO LOS CONCEPTOS

La Municipalidad gestionó la implementación de la tarjeta alimentaria, que se enmarca en el Plan de Seguridad Alimentaria. La tarjeta funciona con una metodología similar a las de débito, y los beneficiarios  fueron selectos  por su dificultad alimentaria, vulnerabilidad social y bajos ingresos económicos. Las tarjetas alimentarias fueron otorgadas a los beneficiarios por el Banco Nación.

La Directora de Protección Integral de Familia, Genero y Sectores Vulnerables, María Laura Perez, detalló la forma en que las tarjetas deberán utilizarse: “Sólo podrán adquirir alimentos. Lo pueden hacer en cualquier local que posea el servicio de cobro del tipo posnet. No se podrá ingresar las tarjetas a los cajeros ni retirar el efectivo. Tampoco podrán comprar con las mismas cigarrillos, bebidas ni ningún otro elemento que no sea alimentos. Mes a mes se irá acreditando directamente el monto en cada tarjeta particular por lo que no necesita renovación. Tampoco existe ningún riesgo de perder el beneficio”.

El principal requisito que se verificó fue que las familias tuvieran un ingreso menor al de la canasta básica, ese índice de pobreza es el que indica quienes ingresan y quienes no como beneficiarios. Con respecto a los comercios, se capacitará previamente a los comerciantes para que se concienticen sobre que es el uso de esta tarjeta y cuáles son los códigos autorizados, también deben recibir una autorización para recibir la tarjeta.

El Plan Nacional de Seguridad Alimentaria fue creado en 2003 con el objetivo de posibilitar el acceso de la población en situación de vulnerabilidad social a una alimentación adecuada, acorde a las particularidades y costumbres de cada región del país. Uno de los puntos del mencionado plan son las tarjetas alimentarias a las que el Gobierno Nacional transfiere dinero para la compra de alimentos.

La Tarjeta Alimentaria es un  aporte económico mensual, destinado a la compra de alimentos, para familias en situación de riesgo social y nutricional, con la finalidad de mejorar el aporte calórico proteico, fomentar hábitos alimentarios saludables y potenciar las competencias de las personas para mejorar su calidad de vida y la de su familia.