ROBARON EN LA DIRECCIÓN DE CULTURA MUNICIPAL

19.12.2013 07:53

En la madrugada de ayer las instalaciones de la Dirección de Cultura ubicadas en la ex Estación de Trenes fueron violentadas. Robaron numerosos elementos de diverso valor. Las puertas fueron forzadas y algunos cristales, destruidos.

A las 7 de la mañana del día miércoles, cuando el primer empleado de la Dirección llegó al lugar, encontró los destrozos. Al ingresar notó que varios elementos de la oficina no estaban. Inmediatamente se comunicó con el Director de Cultura, Hugo Saavedra, quien a los pocos minutos ya se encontraba en el lugar.

El empleado que descubrió el hecho, luego de llamar al director fue a buscar al policía que todas las noches realiza la guardia en el lugar. El efectivo, para sorpresa de todos, estaba observando una película con los auriculares puestos, por lo que no se percató de nada.

Varios elementos del hecho son por lo menos extraños. El policía se encontraba a no más de 10 metros de la puerta forzada. Por la violencia y los destrozos, los delincuentes debieron hacer mucho ruido, lo que aumenta la sensación de extrañeza ante la ignorancia policial. Además, a 50 metros en línea recta se encuentra un destacamento de la Policía Caminera.

Otro desacierto policial fue pedir prestado el teléfono del empleado que fue a alertarlo y, simulando ser dicho trabajador, radicar la denuncia telefónica del robo. Saavedra no salía de su estupor y comentó que (los delincuentes) “han estado mucho tiempo aquí y han hecho mucho ruido. Eso nos llama mucho la atención. Violentaron la puerta, han sacado los candados, también todo un sistema de tornillos que fijaban los candados a la puerta. Demasiadas cosas”, culminó.

Los elementos más importantes sustraídos son una computadora, una impresora, un moden, teléfonos, un ventilador antiguo y de gran porte y peso. Por la cantidad y el tamaño de lo robado se especula que no pudo ingresar sólo una persona, y que todo el hecho debe haber llevado un tiempo considerable.

Ricardo Bazla, Asesor Letrado del Municipio, ratificó que “ahora se realizará la denuncia policial. Luego pediremos el abocamiento judicial para que intervenga cuanto antes el juez y esclarezca este lamentable suceso”.

Mientras tanto, la división de criminalística de la policía estuvo en el lugar recabando pruebas que puedan ayudar a resolver los interrogantes que ha despertado el ilícito.