PROBLEMAS DE MANTENIMIENTO EN EL CONCEJO DELIBERANTE

24.07.2013 08:18

Personal de Servicios Básicos debió intervenir ayer en el microcentro de la ciudad, a partir de una gran pérdida de agua que se registró en el edificio del Concejo Deliberante, desde las primeras horas de la mañana, y que inundó las calles. 

El aviso a la empresa lo dio el propio intendente municipal Enrique Ponce, a poco de salir del edificio municipal para efectuar una recorrida de obras, cuando advirtió la masa líquida que discurría por las calles del centro. 

Rápidamente el titular de Administración y Gestión de Redes, Edgard Magallanes, efectuó un relevamiento para detectar el origen de la pérdida, determinando que la misma provenía del Poder Legislativo local. 

Debido a la falta de mantenimiento en la infraestructura del Concejo Deliberante, una falla en el tanque de agua provocó la inmensa pérdida de líquido que se desplazó por calle Colón y otras, generando la peligrosa acumulación en las bocacalles por el congelamiento posterior. 

Edgar Magallanes comprobó que el tanque en cuestión carecía de la tapa correspondiente y el flotante estaba roto, lo que provocaba que no cortara la entrada de agua y que el vital elemento cayera en gran cantidad hacia el predio vecino y de ahí a la vía pública, generando múltiples inconvenientes, especialmente entre los peatones y motociclistas. 

Pudo advertirse también que esta pérdida no sería nueva, por lo que la humedad ha comenzado a hacer mella en las paredes por donde cae el agua. 

“Es evidente que se trata de falta de mantenimiento del edificio, no es la primera vez que esto ocurre. Esto del derroche y las pérdidas de agua no son nuevos. Incluso meses atrás debimos advertirles que no arrojaran tanta agua al exterior, en oportunidad de que se dispusieron a baldear fuera del horario permitido, a media mañana. Después alguien salió a decir que los queríamos clausurar, toda una locura”, recordó Magallanes. 

Un vecino de la zona que escuchó la declaración del funcionario certificó sus palabras y agregó: “Es cierto, estamos cansados de quejarnos pero nadie nos escucha. Hemos pedido hablar con Zulema Rodríguez Saá pero no nos atiende. Debe estar muy ocupada haciendo pedidos de informes contra Ponce, por eso no tiene tiempo para ocuparse del mantenimiento del edificio y evitar el permanente derroche de agua”.