PRESENTARON EN SAN LUIS EL REGISTRO NACIONAL DE PERSONAS MENORES EXTRAVIADAS

08.01.2015 07:26

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en coordinación con la Dirección de Derechos y el Observatorio de Derechos Humanos, presentaron ayer en la Ciudad de San Luis el Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas. En una conferencia de prensa realizada en Sala de Situación de la Municipalidad, Ana María Garraza presentó a Felipe Vallese (h) y Oscar Guantay, quienes se ocupan de recabar información en la Región Cuyo respecto a menores desaparecidos. 

Antes de explicar el modo en que el registro trabaja, Ana María Garraza narró escuetamente la historia del hijo del primer desaparecido de la historia reciente de la Argentina: “Felipe Vallese se llama igual a su padre que fue el primer desaparecido en la Argentina en el año 1962 bajo la presidencia de Guido, quien era vicepresidente del Doctor Frondizi. Luego de un golpe institucional la figura de Guido sirvió como la de un presidente formal, pero en realidad el poder estaba en otras manos”, dijo Garraza en referencia a los militares que habían provocado la caída de Frondizi. 

“En ese momento Felipe Vallese (padre) era obrero de la UOM, era delegado gremial de su fábrica y entonces fue uno de los secuestrados en el año 1962 junto a un grupo de militantes de la inicial juventud peronista. Felipe (hijo) en ese entonces no se llamaba Felipe Vallese, porque en aquel momento por una cuestión de protección su padre no lo había anotado como hijo propio. Luego su padre desaparece, mientras los otros compañeros de este grupo de secuestrados quedan detenidos y son luego liberados”. 

“Felipe Vallese no apareció vivo, ni tampoco el cuerpo de Felipe Vallese apareció jamás, por lo tanto es el primer desaparecido durante un gobierno que se decía democrático. Felipe hijo es anotado como hijo de una compañera de su padre y durante muchos años lleva el apellido de esa tía postiza, quién en realidad figuraba como su madre en la documentación". 

"Felipe recién recupera su identidad hace pocos años, en 2012. Es decir, si bien él en el transcurso de su vida le surgieron las dudas, como les ha sucedido a varios hijos de desaparecidos, en algún momento el click se produce, por datos, por historia, por sentimientos internos como sucede en la mayoría de los casos, y fue en la gestión de Eduardo Luis Duhalde como Secretario de Derechos Humanos de la Nación que Felipe pudo recuperar su identidad real, es decir, hoy es Felipe Vallese hijo, como corresponde”. 

Por su parte Felipe Vallese dijo que “He sido muy bien recibido por el señor intendente Enrique Ponce y en el transcurso de pocos minutos hemos sintonizado el trabajo que vamos a hacer: También agradezco a todo el gabinete del señor Intendente, por sobre todas las cosas también a Ana María Garraza y a Mario Giménez, con quienes desde ayer  estamos trabajando y debatiendo ideas que estamos viendo de qué manera vamos a tratar de  incrementar éste programa que nosotros, a través de la Secretaría de Derechos Humanos y junto con el Ministerio de Justicia, tenemos. Me refiero al Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas”. 

“Nosotros en este momento con Oscar Guantay estamos acá en San Luis, pero tenemos otros grupos de compañeros que están trabajando en Córdoba, otro grupo que está trabajando en Entre Ríos, otro grupo que ha ido a la provincia de Tucumán. El objetivo nuestro era San Luis porque  junto con la Dirección de Derechos Humanos, con el Observatorio y con las demás instituciones que pertenezcan al Municipio queremos empezar a trabajar para realmente no tener un solo caso de un niño, o una niña o adolescente extraviado. También nuestra área está trabajando en el armando y la conformación de un proyecto de ley para mayores, porque también hay mayores extraviados”. 

“Es fundamental para nosotros saber a nivel nacional de todos los casos que hay de niños y niñas y adolescentes extraviados; en realidad no queremos tener ninguno, como también nuestros jefes de Estado siempre dicen que no quieren tener pero ni un solo dígito de pobreza, bueno, nosotros no queremos tener un solo caso de chicos extraviados”. 

Por su parte Oscar Guantay explicó que “Con Felipe trabajamos en la región de Cuyo en la búsqueda de chicos extraviados de todo el país. Nosotros nos encontramos en el Municipio de San Luis para organizar la información respecto a la cantidad de casos que tenemos en la provincia. La idea en el registro es realizar una red entre los organismos de cada municipio, de cada provincia con el objetivo de abarcar el territorio y conocer a las personas con sus problemáticas”. 

“Lo que pudimos ver a lo largo de todos estos años es que los problemas son distintos en cada parte de nuestro país, entonces el objetivo principal es en principio conocer cuál es la problemática de por qué se va un chico de su casa. Hay muchos factores, como por ejemplo abandonos voluntarios del domicilio, hay hechos de violencia, hechos de violencia de género, violencia familiar, muchísimos casos y motivos” explicó Guantay. 

“Lo que se necesita saber en principio es la cantidad real de casos por búsqueda, creo que es la materia prima con la que se puede trabajar, porque de no tener estos datos es imposible aplicar políticas públicas, y necesitamos no solo actuar sobre lo urgente, sino también prevenir éstos hechos. Generalmente cuando vamos a otras provincias nos dicen “ustedes solamente trabajan con la búsqueda de chicos”  pero lo que se esconde detrás de esto son muchos casos que aparecen de problemas de consumo de drogas”. 

“Entonces a lo largo de estos días que estuvimos acá en el municipio hemos acordado firmar un acta-acuerdo con el municipio y con los organismos dentro del municipio como por ejemplo los CIC´s o la Dirección de Abordaje Territorial, la Dirección de Derechos Humanos, para en el corto plazo llegar a acceder a estos datos que necesitamos”. 

“En principio, lo que se va a trabajar con el Municipio es cómo atender éstos casos, para lo cual realizaríamos una evaluación provincial con un registro posterior. El Municipio tiene las herramientas y viene trabajando en el territorio, entonces la idea es acoplarse para trabajar de forma conjunta”.

“Los hechos de extravíos no ocurren puntualmente, aisladamente, sino que detrás de un hecho de violencia generalmente aparece el abandono del lugar de pertenencia de algún niño, niña o adolescente, pero las estadísticas que tenemos son parciales, porque la información es parcial, porque los datos obviamente no representan lo real que sucede en la provincia”. 

“En San Luis los datos aportados a comparación de otras provincias son menores, pero generalmente los hechos de abandono del lugar de pertenencia, cuando tienen que ver con los adolescentes puntualmente, la franja etaria es de 12 a 17 años y esa franja ocupa  casi el 70 por ciento de los chicos que se van de su casa”. 

“Entonces estamos hablando de adolescentes generalmente en conflicto familiar. Otro dato puntual es que de los 5583 casos que se registraron en el año 2013 el 79 por ciento pertenecen a esa franja etaria, por eso esto marca una pauta y esto sirve a nivel nacional porque para actualizar las políticas de mejora se necesita saber bien cuál es la situación real del territorio. El trabajo que se va a realizar en el Municipio de San Luis nos dará los resultados y los parámetros para pensar en que políticas aplicar para ésta problemática”, concluyó Guantay.

 Antes de finalizar la conferencia de prensa, Felipe Vallese retomó la palabra y contó que “Yo edité una película sobre el bombardeo a Plaza de Mayo, que por más de 50 años fue prácticamente tapado y ocultado por distintos gobiernos, incluso los democráticos. Fue a partir del 2003-2005 que  salió a la luz todo lo ocurrido en aquella fecha memorable del 16 de junio de 1955. Junto con otro compañero editamos una película, hicimos un breve resumen, y quiero traerla a San Luis probablemente con motivo de la conmemoración del próximo Día de la Memoria”.

“Debemos tener presente en la memoria no solamente del 76 en adelante sino que desde el 55 en adelante, porque antes del 76 también hubo desapariciones, hubo crímenes, hubo delitos, tuvimos muchos Golpes de Estado: tuvimos el Golpe de Estado de Aramburu, el que le dieron a Frondizi en marzo del 72 y que asumió después José María Guido. Después asumió Illía, después Onganía, después vino Levingston, Lanusse, después asumió Héctor Cámpora cuando fue el regreso de Juan Domingo Perón y después el gobierno de Isabel Martínez de Perón que continuó después del fallecimiento de Perón. Después en el 76 el golpe, y así fue nuestra historia y nuestra vida” concluyo Vallese.