PIDEN SE INVESTIGUE ROTURA DE UN ACUERDUCTO

15.01.2014 12:29

La Municipalidad formuló denuncia penal solicitando que se investigue la rotura provocada en una extensión de cañería de agua potable de 75 mm de Ser.Ba., que existe al costado de la ruta 147, y que provocaba la pérdida aproximada de 200 mil litros diarios de agua potable. Dicho acueducto sirve para abastecer los barrios del sector norte y viviendas ubicadas en calle Franco Pastore.

El hecho pudo corroborarse el pasado viernes, cuando a partir de la denuncia de un vecino que habitualmente transita por el sector, concurrieron al lugar el Director de Ser.Ba., Edgar Magallanes; el Asesor Letrado, Ricardo Bazla, y el Escribano General de la Municipalidad, Fernando Cangiano Gargiulo.

Al llegar los funcionarios pudieron comprobar que efectivamente se verificaba una importante pérdida de agua, que se dirigía hacía un canal de riego, luego desbordaba y era canalizada hacia un predio de aproximadamente 13 hectáreas.

A los pocos momentos de comenzar a efectuar la constatación notarial, se hizo presente quien se identificó como el propietario de esas tierras, de apellido Celli. Al pedírsele explicaciones sobre el hecho, aseguró que el agua era desviada a su propiedad, para evitar que se produjeran inundaciones en los barrios aledaños.

Insólitamente, reconoció a su vez que el agua potable él la conducía hacia una represa ubicada en el interior de su propiedad.

“Para tomar una idea de la gravedad de este episodio, es necesario tener en cuenta que según nuestros cálculos, con el agua que se derrochaba diariamente, podrían abastecerse más de 100 familias”, afirmó Edgard Magallanes.

Personal a su cargo procedió el mismo viernes a efectuar la reparación del citado acueducto. “Hago público mi agradecimiento hacia quien efectuó la denuncia y le pido a todos los vecinos que nos ayuden. Que cada vez que vean una pérdida o un derroche, nos llamen al Call Center (0800 6666 751), para que podamos actuar con rapidez”, señaló.

Por su parte Bazla indicó que “ante este derroche masivo que ha perjudicado a cientos de usuarios, la Municipalidad procedió a efectuar una presentación judicial, sobre la base del artículo 194 del Código Penal, que castiga a quien “sin crear una situación de peligro común, impidiere, estorbare o entorpeciere el normal funcionamiento del servicio público de provisión de agua potable, y que establece que será reprimido con prisión de tres meses a dos años”.