PEDIDO DE INTERVENCIÓN A LA JUSTICIA DEL CRIMEN POR LA AGRESIÓN A UN INSPECTOR

19.12.2013 07:51

 La Municipalidad efectuó un pedido de avocamiento a la Justicia Penal para que investigue la salvaje agresión que sufrió el sábado último un inspector municipal, en el marco de un operativo que se realizaba en el microcentro por el accionar de vendedores callejeros.

El hecho ocurrió poco después de las 20 hs., en la intersección de Junín y Rivadavia, cuando efectivos municipales avistaron al menos tres puestos de venta ilegal ubicados sobre las veredas recientemente ampliadas en el microcentro puntano. Los inspectores se acercaron hasta el lugar y le pidieron a los vendedores que se retiraran, ya que en dicha zona está prohibida la comercialización de productos en la calle.

Amparados en la Ley 22.362 de Marcas o propiedad intelectual y en normativas municipales vigentes, los inspectores procedieron a decomisar la mercadería. En ese momento, algunos vendedores que estaban en los puestos y otros que se ubicaban frente a la plaza, comenzaron a golpear a tres de los siete trabajadores que participaron del operativo.

Álvaro Tapia, de 37 años, sufrió la peor parte, cuando en medio de la riña, uno de los agresores agarró un caño de aproximadamente un metro, utilizado como pie para sostener una de las mesas con mercadería, y lo golpeó en la cabeza y en la cara.

El impacto le provocó lesiones en el labio y en la ceja del ojo izquierdo, por lo que debió ser trasladado al hospital en un vehículo del Municipio. Allí le hicieron 16 puntos de sutura en la cara y le curaron las heridas.

Inmediatamente ocurrido el hecho arribó al lugar personal de Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 1ra., quienes detuvieron a tres personas mayores de edad, involucradas en las agresiones.

Poco después se radicaron tres denuncias policiales en Comisaría Primera: una a cargo del inspector Tapia, otra por parte del subsecretario de Transporte, Servicios Generales y Ambiente, por “lesiones contra funcionario público”. La restante la presentó otra dependiente municipal, de apellido Coria, quien al momento de la agresión interpuso un casco y evitó un puntazo que un agresor dirigió a la zona del abdomen de Tapia, que pudo haber tenido severas consecuencias hacia su integridad.

Por otro lado, ayer la Municipalidad efectuó una presentación judicial en el Juzgado del Crimen Nº 2, a cargo del juez Zabaini Zapata, pidiendo la urgente intervención penal para esclarecer este gravísimo hecho.

También se elevó una nota al Ministerio de Seguridad, solicitando que al menos un policía acompañe a los inspectores municipales en cada una de las rondas u operativos que realizan en la vía pública, adelantando la predisposición municipal a firmar un convenio de colaboración para poder contar con el apoyo de la fuerza pública en estos casos.

En este sentido, es de hacer notar que desde 1991 existía un convenio similar, que fue dejado sin efecto en forma unilateral hace un año y medio, durante la gestión del ex ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz.

Frente a lo sucedido, la Cámara de Comercio e Industria que conduce Eduardo Vito Carmosino, presentó una nota en la Municipalidad manifestando su solidaridad por lo acontecido con el trabajador municipal y reiterando su apoyo a las acciones que se realizan para combatir el accionar de vendedores callejeros.