NÉSTOR MAGALLANES DESMITIÓ DICHOS DEL MINISTRO DE SALUD SOBRE BROTES DE DIARREA EN SAN LUIS POR EL AGUA

11.12.2014 07:39

“Ante versiones del ministro de Salud sobre supuestos casos de diarrea, él no especifica y en sus declaraciones es muy somero. De acuerdo a nuestros análisis los parámetros están bien”, dijo el nuevo responsable de Control de Calidad de Bromatología.

La resolución fechada el 5 de diciembre lleva el número 2749 y de acuerdo con declaraciones del Secretario de Seguridad Ciudadana, Ricardo Bazla, la directiva impartida a Magallanes es la de “llevar adelante y profundizar el trabajo sobre las redes de agua, puntualmente, en los domicilios, donde comienza el consumo concretamente. Magallanes trabajará sobre las características microbiológicas de acuerdo a lo que establece el Código Alimentario Argentino, para analizar la existencia de agentes etiológicos y también el grado de turbidez que pueda presentar el agua en los domicilios particulares”. 

“La decisión de designar a Néstor Magallanes en esta función, dentro del área de Bromatología, forma parte del esquema planteado a partir de la declaración de la emergencia en el consumo de agua potable. Esta es una medida más adoptada por el intendente a los efectos de garantizar la potabilidad del agua de la red que distribuye la dirección de Servicios Básicos”, dijo Bazla. 

Por su parte Néstor Magallanes dijo respecto a la tarea que realizará de ahora en más: “Siempre ha estado asegurada la calidad bacteriológica y físico-química del agua potable en la red de distribución. A raíz de la emergencia en el consumo de agua potable en periodo estival se intensificaron los controles de muestreo. Tanto la Organización Mundial de la Salud y el Código Alimentario Argentino (CAA) establecen la cantidad de muestras que deben realizarse en determinados puntos. Estos son puntos críticos, moderadamente críticos y puntos normales”. 

“El monitoreo se realiza en escuelas, hospitales, centros de salud y lugares de mucha población. En cuanto a lo sucedido el fin de semana pasado, el sistema de vigilancia y de crisis funcionó muy bien. La gente de Defensa Civil entregó 343 mil litros de agua potable a los tanques de los vecinos, además de los 36 mil litros de agua envasada” 

“El Código Alimentario fija una cantidad mínima de análisis por cantidad de habitantes, en este caso unas 25 muestras, de distintos parámetros. El intendente y el secretario nos pidieron intensificar por lo que hicimos un 80 por ciento más de muestras. No solamente las muestras para determinar parámetros de turbidez, clororesidual y otros parámetros físico-químicos, sino también parámetros bacteriológicos”. 

“Ante versiones del ministro de Salud sobre supuestos casos de diarrea, él no especifica y en sus declaraciones es muy somero. Quiero aclarar que el cloro residual que es un aspecto fundamental en el agua potable y esto se controla en la planta potabilizadora con los análisis pertinentes. Además, desde Bromatología realizamos los análisis de la red y de acuerdo con nuestros análisis los parámetros están bien”. 

“El cloro residual, según la OMS y el CAA, tiene que ser de 0,2 miligramos por litro o 0,2 partes por millón (PPM). Ese cloro presente en la red es para casos como los que detectó Defensa Civil, con un 90 por ciento de los tanques domiciliarios con residuos. Eso es grave y hay que comenzar a concienciar a toda la población de la importancia de la limpieza de los propios tanques, porque allí tenemos entonces un foco de problemas que no lo vamos a resolver si antes los vecinos no mantienen los tanques limpios”, concluyó Magallanes.