MEDIDAS PARA EVITAR LA PROLIFERACIÓN DEL DENGUE

25.02.2014 07:45

Altas temperaturas, lluvias frecuentes y elevada humedad en el ambiente, son factores que provocan la proliferación de numerosas especies de mosquitos. La eliminación de recipientes que acumulan agua y la limpieza de los entornos son la clave para reducir la reproducción de estos insectos.

Con el objetivo de prevenir las enfermedades transmitidas por mosquitos, la Dirección de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Luis se hizo eco de las recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación, para evitar la proliferación de estos insectos, para lo cual es central eliminar de las viviendas y sus alrededores los recipientes que puedan contener agua, cortar el césped con frecuencia y limpiar y mantener cloradas las piletas de natación, entre otras medidas preventivas.

Si bien se trata de un fenómeno esperable en esta época del año, viene dándose más ostensiblemente en distintas regiones del país por la conjunción de altas temperaturas, lluvias frecuentes y elevada humedad en el ambiente, factores que provocan la proliferación de numerosas especies de mosquitos.

Por esta razón, la cartera sanitaria a cargo de Juan Manzur recomendó retirar de los patios objetos sin utilidad como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico, lona, bidones cortados, etc. Si por alguna razón no fuera posible eliminarlos, como en el caso de baldes, palanganas o tambores, debe dárselos vuelta para evitar que acumulen agua, o vaciarlos permanentemente, como ser el caso de los bebederos de animales.

El ministerio pidió no arrojar recipientes o basura en los que pueda acumularse agua en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos. Al mismo tiempo, sugirió mantener los patios y jardines desmalezados y destapados los desagües de lluvia de los techos, así como también eliminar el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

Si bien en nuestro país el dengue es la enfermedad más conocida de las que son transmitidas por mosquitos –en su caso, por la especie Aedes aegypti– existen otras como la fiebre amarilla y el paludismo que tienen al insecto como vector, pero que se dan en zonas puntuales del territorio argentino.

A diferencia de Aedes aegypti, que se cría exclusivamente en recipientes artificiales con agua acumulada y habita en los alrededores de las viviendas, las larvas de todas estas especies se desarrollan también en cuerpos de agua naturales (lagos y lagunas, charcos de inundación), así como en zanjas y otros drenajes a cielo abierto.

Por ello, a las medidas de prevención antes mencionadas deben sumarse por estos días las de rociar la piel expuesta con repelente para insectos al permanecer o transitar en sitios al aire libre o en grandes espacios verdes durante las horas de mayor actividad de estas especies; usar pantalones largos y camisas de manga larga, así como también es importante colocar mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas.

"No hay una invasión de mosquitos: no se trata de una fuerza externa que viene atacarnos, porque habitualmente están entre nosotros. Lo que sí se está produciendo es una proliferación de mosquitos esperable en un contexto de elevada humedad, altas temperaturas persistentes y lluvias intensas, que debe enfrentarse con medidas que cada uno de nosotros podemos instrumentar desde nuestras casas", explicó Marina Kosacoff, subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación.

Respecto a la eficacia de las fumigaciones en espacios amplios, Kosacoff sostuvo que "no son suficientes porque eliminan sólo a los ejemplares de mosquitos adultos, y no así a sus larvas. Por eso sólo se las recomienda en momentos de emergencia y cuando hay circulación viral de enfermedades como el dengue".

"Actualmente, en nuestro país no hay circulación viral de dengue, no tenemos casos autóctonos de la enfermedad, y lo que hay es alguna pequeña y esperable circulación de casos importados, como es normal para la época del año", amplió la funcionaria.

"Tenemos en funcionamiento un aceitado sistema de vigilancia epidemiológica con unidades centinela dispersas en todo el país, que nos informan al momento cuál es la situación", dijo Kosacoff, quien consideró relevante en esta instancia "comunicar a la gente que debe eliminar aquellos objetos en los cuales pueda criarse el mosquito, descacharrar, desmalezar y mantener lo más limpio posible las viviendas y sus alrededores".