MÁS DE 160 MIL PERSONAS VISITARON LA VILLA DE LA QUEBRADA

04.05.2016 08:45

Según datos oficiales, a la Villa ingresaron: 161.100 personas en 28.111 vehículos y 10.465 peregrinos.

Según datos de la Subcomisaría 21ª, hasta las 20 del lunes 2 de mayo ingresaron más de 10 mil  promesantes a pie y unos 24 mil vehículos.

Más de 135 mil personas ya visitaron la Villa de la Quebrada hasta este lunes 2 de mayo.

Más de 135 mil personas volvieron a renovar su fe frente al Cristo de la Quebrada. El frío de los últimos días no detuvo a los 10.150  peregrinos que llegaron a pie, entre el jueves y lunes. Según datos aportados por la Subcomisaría 21ª, entre esos días también ingresaron 24.150 vehículos.

Todos estos datos, son del registro tomado por los oficiales hasta las 20 del lunes.

Además, desde la Subcomisaría 21ª informaron que el día transcurrió sin ningún inconveniente y la fiesta continúa desarrollándose con total normalidad.

Cabe recordar que los automovilistas deben conducir por la ruta Nº 146, también habilitaron la autopista 25 de Mayo. Los colectivos llegan hasta la terminal de ómnibus de Villa de la Quebrada. El boleto cuesta 30 pesos desde San Luis y el punto de partida es la Estación de Interconexión Regional de Ómnibus (EDIRO); el servicio de transporte que sale desde La Punta, cuesta 25 pesos, y los colectivos parten desde la Plaza de Los Niños.

 “El Santo de la Quebrada es un sentimiento”

E viernes pasado por la mañana, la pintoresca localidad del departamento Belgrano amaneció con sus calles repletas de vendedores montando cientos de puestos, transformando así la monótona postal del pueblo en un enorme paseo de compras al pie del tan visitado Vía Crucis.

Entre las más de 6 mil personas que a media mañana terminaban de levantar los stands, mientras otros ya comercializaban sus productos, también se hallaban los primeros fieles que, como todos los años, participan con devoción en las festividades que honran al Cristo de la Quebrada.

El matrimonio formado por Miriam y Antonio Ortega tiene reservado para esta época del año su viaje desde Maipú, Mendoza. “Venimos desde hace mucho -contó ella-, porque creemos en el Cristo, a quien algunas veces le hemos pedido algo y siempre nos lo ha concedido, así que, como en esta oportunidad, venimos a hacer el Vía Crucis para agradecerle. En esta ocasión le pedimos salud para la familia y que podamos seguir adelante”.

Antonio, por su parte, agregó que “apenas llegamos, lo primero que hacemos es subir el Vía Crucis y después visitamos la iglesia para orar, esa es nuestra tradición. Después salimos a recorrer el pueblo y a veces nos quedamos y en otras ocasiones nos vamos en el mismo día. Este viaje lo hacemos porque lo sentimos, el Cristo de la Quebrada es un sentimiento, una promesa que hacemos con mucha fe, que a veces hacemos nosotros dos solos y en algunas ocasiones con toda la familia”.