MALVINAS: CAMINANDO POR LA GUERRA

15.04.2015 07:58

Malvinas está considerada una de las últimas guerras convencionales libradas durante el Siglo XX. Las batallas cuerpo a cuerpo entre las tropas argentinas e inglesas, donde la estrategia en el campo de combate fue determinante en el resultado de la guerra, dio paso a la aplicación de las las nuevas tecnologías relacionadas con la producción de armamentos, esta revolución militar produjo cambios en las estrategias de combates.

Los veteranos sanluiseños recorrieron los campos de batallas que se encuentran al oeste de Puerto Argentino

Todavía están frescas las imágenes de la guerra de Irak, en 1991, cuando los ataques de EEUU eran transmitidos por la CNN en un formato similar al de un videojuego, las guerras comenzaron a librarse a distancia, los medios lo reflejan de un modo pausterizado y quienes la sufren, son víctimas del horror

Los veteranos sanluiseños de Malvinas recorrieron durante la tercera jornada de la visita que están realizando a las Islas, los campos de combate donde las tropas argentinas intentaron contener el último embate inglés, previo a la recuperación británica de Puerto Argentino.

Londres, Kent, Dos Hermanas o  Howards  son algunos de los montes que rodean un extenso valle cercano al único centro urbano desarrollado en Malvinas. Estos cerros representaban la última barrera para ingresar a Puerto Argentino desde la bahía de San Carlos, lugar donde las tropas realistas desembarcaron. En estos montes la infantería y artillería argentina intentó repeler el avance imperial. Los resultados de aquel intento es, desde hace 33 años, conocidos por todos

Nuestros veteranos con los cerros de las ultimas batallas a sus espaldas

La caminata por los cerros se realiza por terrenos húmedos, la vegetación predominante es una pastura espesa que no supera los 40 cm de altura, ésta no impide el andar de quienes lo atraviesan, pero esconde en su interior el agua helada característica del sur, la misma que mantenía mojados, con temperaturas bajo cero, a los soldados durante la guerra.

Los restos de dos helicópteros argentinos derribados por aviones Sea Harrier, generan una enorme sensación de angustia cuando aparecen en la pradera malvinense. Saber que quienes lo ocupaban resultaron ilesos del ataque recibido, generan alivio y trae a la memoria una frase de uso popular. “lo importante es que no haya pasado nada, los fierros se arreglan”

Orlando Díaz  es uno de los veteranos que recorre el lugar, narra con precisión los hechos ocurridos en aquellas batallas de la zona de combate que se encuentra recorriendo.

Orlando Díaz fue protagonista de las batallas libradas en el lugar

El modo en que actuaban las patrullas, la emboscada recibida en el Rio Murray, desde donde atacaban los helicópteros y como se desplazaban los aviones, el relato incluye el modo de desplazamiento de las tropas británicas y como se intentaba repeler el ataque ingles.  El tono preciso y monocorde, más apropiado de en un comentarista externo que de un protagonista del hecho, desaparece cuando recuerda a su compañero caído, la frialdad del relato estalla en llanto cuando habla de Mario Antonio Cisneros, “el mejor comando que vi en mi vida” lo define cuando logra reponerse de la angustia del recuerdo

Los restos de un helicóptero argentino sobre la pradera malvinense

Durante las caminatas el clima entre los veteranos puntanos fue más distendido en relación a los días anteriores. La visita a Darwin fue el bálsamo necesario que necesitaban estas almas para empezar a cicatrizar las heridas que llevan desde hace 33 años, fue el desahogo que permitió comenzar a disfrutar de una experiencia colectiva que todos definen como única.