LLEVAN ADELANTE EL PLAN “MENOS SAL, MÁS VIDA”

02.08.2013 07:33

Una nueva medida encarnada por la Municipalidad de San Luis para mejorar la calidad de vida de todos los vecinos, se puso en marca a través de la Dirección de Bromatología, que ha comenzado a controlar la cantidad de sal que las panaderías utilizan en la preparación del pan que llega a las mesas de los puntanos. 

En el marco de un programa nacional “Menos sal, más vida” se busca disminuir en los alimentos en general la utilización de sal. 

El exceso de sodio en el cuerpo puede provocar grandes trastornos en la salud a mediano y largo plazo. Entre las afecciones podrían nombrarse la presión sanguínea alta (hipertensión), afecciones coronarias, irritabilidad, retención de líquidos y sobrecarga de trabajo para los riñones, entre otros. 

Bromatología en conjunto con la Dirección de Salud, realizan inspecciones y controles a las panaderías. Se toman muestras de panes y se analiza la cantidad de sal que contienen. 

Se está evaluando la posibilidad de crear una ordenanza municipal que obligue a las panaderías a respetar los índices saludables de sodio en la confección de sus productos. 

Lo ideal es que se utilicen hasta un máximo de 750 gramos de sal por cada bolsa de 50 kilos de harina. Se han constatado excesos en algunos controles efectuados y se ha informado a los panaderos de las medidas indicadas.