LLEGÓ EL DÍA MENOS PENSADO, ¿O SE ESTÁN REPRODUCIENDO?

13.03.2018 08:17

(Por Eduardo Gargiulo – Apuntes de San Luis).- Las diferentes miradas de Alberto y Adolfo Rodríguez Saá sobre el Encuentro de la Militancia del viernes próximo, provocó un estrépito en las filas del PJ.  ¿Simple discrepancia o pelea profunda? (¿O juego de estrategias?) Por ahora, más confusión que certezas.

Aunque se sabe que no piensan igual en muchas cosas, siempre se cuidaron de discrepar en público. Antes bien, siempre hubo elogios mutuos: “El Adolfo es el mejor gobernador que ha tenido San Luis en toda su historia”, dijo uno alguna vez. “Alberto es el dirigente político más inteligente que tiene la Argentina”, opinó el otro. Juntos cimentaron un poder político que el año próximo cumplirá casi cuatro décadas. ¿Es razonable que ya grandes y experimentados puedan tirar por la borda todo por diferentes posturas en torno a un encuentro partidario?

Los más apresurados aventuran que, efectivamente, los hermanos están peleados. No faltan aquellos que ya se imaginan tomando partido en uno y otro bando, dando por sentado que efectivamente la división existe.

Para los menos informados, quizás convenga repasar las palabras de uno y otro, a través de sendos spots:

Dijo Alberto: “Quiero comentarle a la dirigencia política, gremial, a las mujeres especialmente y a los jóvenes de qué se trata el primer encuentro de la militancia  que se va a realizar el 16 y 17 de marzo en La Pedrera Villa Mercedes. San Luis no es quien lo organiza, no soy yo el Alberto el organizador sino que es un encuentro de la militancia donde nos han pedido que nosotros seamos anfitriones, prestemos nuestra casa, y que además, nos busca porque de alguna manera garantizamos la seriedad y el cumplimiento de los objetivos. Entonces es muy importante la participación de la dirigencia y de la militancia que anhela un objetivo: que estemos unidos y pensemos que hay 2019 para la Argentina, sobre todo que hay que presentar en la Argentina un amanecer. ¿Cómo será ese acto?, ¿Cuál será la participación?. Bueno, nos vamos a reunir el Viernes y el sábado en La Pedrera, la militancia esta toda invitada, la militancia va a cumplir un rol, la militancia va a participar en una peña que se va a realizar en La Pedrera con todas las delegaciones, una suerte de fiesta donde vamos a escuchar el cancionero patriótico, los recitados, la poesía, lo que quieran realizar y mostrar con todos los coloridos todas las delegaciones, y por supuesto, también la de San Luis. También están invitados a participar en la lectura de las conclusiones que se van a realizar el sábado en La Pedrera. Viernes en la noche la peña y sábado a la noche la lectura de las conclusiones. Va a ver una actividad protocolar donde va a haber un espacio reducido, habrá una bienvenida protocolar, esa actividad protocolar la vamos a realizar a través del partido peronista de San Luis y con todos los partidos que firmaron el Acuerdo Programático. Esta actividad es protocolar, la actividad de la militancia va a estar en la peña y en la lectura de las conclusiones. Quería contarles esto porque todos piensan que, porque se hace en San Luis, nosotros somos los organizadores, no, nosotros somos los anfitriones y queremos garantizar que la casa está abierta para todos y garantizar la unidad, no habrá candidaturas o cosas raras. Es así de simple, nos reunimos para demostrar que podemos estar juntos para unirnos y ver un amanecer para la patria en el 2019, está claro que hay un 2019. Gracias”.

Días después, a manera de respuesta, dijo Adolfo: “Los peronistas de San Luis, estamos unidos, sólidamente unidos, el Partido Justicialista de San Luis está sólidamente unido, el Frente de Unidad Justicialista también está unido. La reunión de la militancia nos divide, en consecuencia el Partido Justicialista quiere informar, queremos informar, que no somos organizadores, no somos anfitriones, no hemos sido invitados, no participamos de ninguna manera, los dirigentes de nuestro partido, los dirigentes del frente unidad justicialista que quieran asistir a título personal es correcto y está bien. Un abrazo afectuoso para todo el pueblo de San Luis”.

Mientras el primero aclara no ser el organizador, sino el anfitrión, y suma al peronismo en la recepción protocolar, el segundo ratifica la unidad partidaria, admite que el encuentro ha provocado una división, pero desliga absolutamente de la juntada militante al PJ local, negando incluso el carácter de anfitrión porque el partido ni siquiera fue invitado.

Sí, produce ruido escuchar al actual senador, rodeado por dirigentes partidarios, contradiciendo a su hermano, quien –no obstante- avanzó convocando ayer a Terrazas a distintos sectores para organizar los dos días de deliberaciones.

Desde el año pasado, tras el rotundo triunfo electoral, se rumorea la existencia de una “grieta” en la cúspide del poder, circunstancia no del todo confirmada.

Sin embargo, auscultando el pasado no tan lejano, resulta ingenuo, casi naif, interpretar la presencia de diferencias irreconciliables entre los hermanos, a partir de la letra interpretada en dos protagónicos breves de video casero. Como bien recuerda un experimentado dirigente, “a ellos les gusta inventarse peleados, mostrarse distintos, para contener a todos”. El ejemplo más patético fue el PUL, aquél partido impulsado por Alberto que parecía venir a terminar con el peronismo, del que acabó aliado.

Mientras tanto, desde las filas de la oposición se mira con expectativa ilusionada esta supuesta pelea. Casi anhelantes, se preguntan: ¿Llegó el día menos pensado? ¿Podremos sacar ventaja de su división?

Los más escépticos, en cambio, se preguntan si no será como pícaramente definió Perón alguna vez, minimizando las peleas entre “compañeros”. «Los peronistas somos como los gatos, cuando parece que nos estamos peleando es que nos estamos reproduciendo».