LA MUNICIPALIDAD DETALLÓ EL OPERATIVO DE EMERGENCIA LUEGO DE LAS INTENSAS LLUVIAS

05.02.2015 15:49

 

Ramón Zarrabeitia: “Ya enviamos a Buenos Aires el proyecto de los desagües pluviales de Calle Sucre”

En la mañana de ayer, un grupo de funcionarios municipales detalló las actividades desplegadas por la comuna luego de la tormenta del martes a la madrugada, cuyas precipitaciones produjeron inundaciones en algunos puntos de la Ciudad. Además Ramón Zarrabeita anunció que a principio de esta semana la Municipalidad envió el proyecto de construcción del desagüe pluvial de Avenida Sucre para que sea estudiado por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. 

Respecto a los destrozos provocados por la lluvia en las calles del barrio 500 viviendas, Zarrabeitia dijo que “El agua se desplazó por el costado de la ruta, hizo una zanja muy profunda y cortó el ingreso y egreso al barrio. Lo que hicimos fue alejarnos un poco de la zona de la calle de entrada. Hicimos una calle provisoria la cual se protegió superficialmente con ripio para que pudiesen los vecinos tener acceso y salida del barrio. Continuaremos trabajando tratando de mejorar las condiciones de la calle principal”. 

“Hay una empresa, según tengo entendido, que será contratada por el gobierno de la Provincia  para entubar la zanja con objeto que esa sea una obra estable, porque tengamos en cuenta que la Ruta Provincial 3 es jurisdicción y responsabilidad del gobierno de la Provincia. Nosotros intentamos, en algún caso, hacer una mejora, pero entonces ellos nos dijeron que era su jurisdicción. De todos modos, ante un problema humanitario, la Municipalidad siempre va a colaborar con sus vecinos”. 

 

Respecto a los desagües pluviales Zarrabeitia dijo que: “Nosotros tenemos la planificación del estudio de cuenca de toda la ciudad. Anteayer mandamos a Buenos Aires el proyecto ejecutivo para la realización de desagües pluviales de la calle Sucre que corta el escurrimiento de este a oeste a esa altura. Ahora está a la vista de las autoridades de la Subsecretaría de Recursos Hídricos  para recibir la no objeción técnica entre el día de hoy y mañana”. 

“En caso favorable dispondremos de la no objeción técnica para construir el desagüe de la calle Sucre por casi 40 millones de pesos. Esta obra está dentro de la planificación ordenada de los desagües, pero con el tema puntual del barrio 9 de Julio, ese barrio se ha ido desarrollando al norte de las vías. En las vías, a los costados del terraplén hay dos canales de guarda. El agua circulaba por el canal de guarda norte y lo que hicimos ayer fue utilizar el canal de guarda del sur y con eso, el mismo terraplén de las vías protege al barrio 9 de Julio, para lograr entonces un escudo para el barrio, independientemente del agua que escurra”. 

“Si bien las obras no son de carácter definitivo porque no son estructuras de hormigón, los canales de tierra sí sirven, porque son desagües pluviales en la medida que tengan su mantenimiento. Con la nueva estructura de canalización que va a tener el barrio 9 de Julio y con el revestimiento adecuado de los canales con pastura y gramilla, el barrio quedará bastante protegido salvo lluvias muy grandes, porque no podemos controlar la naturaleza”. 

Respecto a los cauces de agua que pasan por la zona del Barrio 9 de Julio, Zarrabeitia explicó: “Se está dividiendo el agua que ingresa al barrio por calle Montenegro y V Centenario, de modo tal que los dos canales existentes puedan recibir y transportar el agua que baja de este a oeste. Para ello también se cortó un pedazo de la bicisenda para que el agua escurra por el sur de las vías. Esto se está profundizando y posteriormente se hará un pequeño badén para que la obra siga funcionando como bicisenda. Además se está efectuando una pequeña obra de derivación de los excesos del agua que viene por V Centenario hacia el canal del sur de las vías”. 

“Estas estructuras de tierra son reales desagües pluviales, pero si podemos hacerlo y hay recursos suficientes, se podrá en algún momento hormigonar  con las secciones que ya tiene el canal para que sean estructuras más definitivas”, concluyó el Secretario de Servicios Públicos. 

Ricardo Bazla: “Nuestro trabajo fue evitar que el agua siguiera avanzando sobre las viviendas”

Por su parte Ricardo Bazla detalló que “En el barrio 9 de Julio nos encontramos con 156 viviendas que habían sufrido inundaciones. La mayor parte de esas viviendas eran precarias y el agua había ingresado y deteriorado buena parte del mobiliario y colchones”, dijo Ricardo Bazla, Secretario de Seguridad. 

“Nuestro trabajo tuvo que ver con evitar que el agua continuara avanzando sobre las viviendas del barrio y entonces nos encontramos ante la necesidad de romper parcialmente una bicisenda que en su momento construyó el gobierno de la Provincia, en un lugar totalmente inadecuado porque impide el escurrimiento del agua. La brecha que abrimos fue de un metro de ancho para que pudiera correr el agua y evitar más inundaciones en el barrio 9 de Julio”. 

“Este miércoles las máquinas de Vialidad Municipal regresaron al lugar, para trabajar en la calle paralela hacia el sur de la calle principal del barrio, la cual es de tierra y sobre la que se asientan 26 viviendas que fueron altamente perjudicadas. Allí están las vías del ferrocarril, donde se trabajó en el terraplén que tiene 3 metros de alto para dejar también escurrir el agua”.

“Todo esto es una solución transitoria, porque la solución definitiva depende pura y exclusivamente de la construcción de los desagües pluviales de una vez por todas y para siempre en la Ciudad de San Luis. Dicha obra requiere un monto millonario y que la Municipalidad no está en condiciones de afrontar por sí sola y entonces abrigamos la esperanza de poder coordinar con el gobierno de la Provincia para encarar el trabajo de la realización definitiva de los desagües, para evitar situaciones como las pasadas en los barrios del sector oeste. Allí van a parar no sólo el agua que cae en el lugar, sino también la que se desliza y corre desde el este, conforme a la pendiente que tenemos a la ciudad”. 

“Todo el tiempo que sea necesario estarán las máquinas y el personal de la Municipalidad en el barrio 9 de Julio. Debemos aprovechar que la tierra se va secando para poder trabajar con las máquinas porque en el día de ayer tres topadoras se quedaron atascadas, lo que nos demoró para continuar con las tareas”, concluyó Bazla. 

Nora Videla: “El Intendente nos ha pedido que es fundamental contener a los vecinos antes estas emergencias”

Por último la Secretaria de Desarrollo Social, Nora Videla aseguró que "Con nuestros agentes sanitarios, que cumplen un rol invalorable dentro de la estructura de la secretaría, ayer hicimos un abordaje de emergencia, brindando asistencia urgente a los vecinos que habían sido más afectados por las lluvias. Fundamentalmente asistimos a esos vecinos con colchones, mercaderías y nylon”. 

“Se entregaron aproximadamente en toda la ciudad, como punto de concentración en el barrio 9 de Julio, cerca de 200 colchones y 500 metros de nylon que era lo que la gente más reclamaba, porque ellos sufrieron gran parte de la pérdida de sus colchones. Es normal que en el Barrio 9 de Julio las familias se constituyan por más de cinco integrantes, muchos de ellos menores y esa es una cuestión que nos ha planteado el Intendente, de que es necesaria la presencia en forma permanente dándoles contención a los vecinos ante este tipo de emergencias, pero obviamente, aclarando también que es una ayuda urgente que se ha brindado desde el municipio ante una emergencia climática". 

“Nosotros en el día de ayer junto a  todo el equipo de la municipalidad nos retiramos alrededor de las 23 horas del barrio. Tratamos de brindar la mayor contención que se pudiese y hoy vamos también a hacer un recorrido y una evaluación para hacer una evaluación de cuál es la situación", concluyó Nora Videla.