JÓVENES ATLETAS RELATAN EXPERIENCIA EN LA ÚLTIMA EDICIÓN DE LOS JUEGOS EVITA

20.11.2014 07:43

La Secretaria de Desarrollo Social, Nora Videla, junto al Director de Deporte, Mauricio Sosa, presentaron a algunos de los jóvenes atletas que participaron de los Juegos Nacionales Evita 2014 realizados en el CENARD y Mar del Plata y reflexionaron al respecto de la importancia de la experiencia que finalizó la semana pasada. 

Nora Videla expresó: “En el transcurso de la semana pasada, un grupo importante de jóvenes de la provincia participaron de los Juegos Evita 2014, en Mar del Plata. Más allá del resultado en el medallero que haya podido recibir nuestra provincia, lo más importante es que muchos de estos jóvenes pudieron conocer el mar, pudieron intercambiar experiencias con personas de otras provincias. A nosotros nos llena muchísimo de orgullo porque lo más importante son las experiencias que ellos han traído”. 

En tanto el director de Deporte aseguró que cada año es una experiencia nueva, incomparable y llena de desafíos, destacó que el Municipio puede ser el instrumento para que haya una delegación de San Luis presente, y que los y las jóvenes no se pierdan la posibilidad de participar de estos Juegos que están considerados los mejores a nivel latinoamericano. 

Específicamente dijo: “Más allá de los logros deportivos, el verdadero triunfo es estar presente con chicos de toda la provincia. Los logros son mérito de los chicos y los profesores. En total, entre Buenos Aires y Mar del Plata participaron más de 620 chicos. En atletismo y los deportes de combate hemos crecido mucho; de hecho, varios han sido preseleccionados para las próximas Olimpiadas de la Juventud”.

Verónica obtuvo medalla de bronce en marcha y fue convocada por la Confederación Nacional

Una de las jóvenes participantes Verónica dijo que: “Me tocó competir en 3 mil metros de marcha atlética, quedé tercera y obtuve medalla de bronce y  me convocaron para la Confederación Nacional. Con la marcha atlética comencé el año pasado; sé que es una disciplina que no muchos conocen. Fue mi entrenador el que me dijo que me veía para esa tipo de competencias. Ahora mis expectativas son seguir entrenando para la selección con el objetivo de las Olimpiadas Juveniles para el 2018,” y enfatizó que: “el viaje fue una experiencia única, compartí mucho con mis compañeros y la pasé muy bien”. 

Pablo en Atletismo Especial participó 5 años consecutivos

Hace 4 años que gana medallas en la disciplina de atletismo especial, este es su último año de competencia y aseguró que trajo el mejor de los premios, “no todo es ganar sino también disfrutar”. 

“He recogido muchas experiencias en estos Juegos Evita, en los que participo por última vez. Lo hago desde que tengo 12 años, y ahora tengo 18 años. Estoy muy orgulloso porque este último año he aprendido más que en todos los otros años anteriores; no me tocó ganar medallas, a pesar que todos los años anteriores sí gané. Ahora tengo la experiencia de que no todo es ganar, sino también divertirse y disfrutar con el excelente grupo que tenemos entre los alumnos, coordinadores y profesores. Ahora que Ponce nos representa, y lo hace bien, esta es la provincia que quiero y que quiero representar”. 

Logros, unificación, integración y anécdotas palabras destacadas por el profesor responsable

El profesor Daniel Sosa manifestó que lo narrado por los jóvenes es la realidad que se vive en los Juegos Evita y que: “he tenido la oportunidad de viajar en los últimos 12 años y siempre hay anécdotas que transmitir. Cuando uno sale de su provincia se olvida de todo lo que tiene que ver con clubes o las instituciones. Allí solamente es el nombre de la provincia y por eso van identificados todos de la misma manera con la misma indumentaria; esto permite una igualdad entre quienes tienen una posición más favorable como aquellos que no la están pasando de la mejor manera. Se produce una integración y una unificación de los derechos que tienen los chicos. Muchos tienen por primera vez la posibilidad de conocer el mar”. 

“Siempre recuerdo a un chico, luego de registrarnos el primer día siempre los llevamos a conocer el mar, él se paró a mi lado y me dijo “explicame dónde termina esto” porque no tenía una real dimensión de lo que veía”.