FUERTE REACCIÓN DE LOS HOMBRES DE PONCE CONTRA PIRIMACAGNO

16.04.2018 08:46

Fuertes cruces se formularon desde las trincheras del municipio capitalino en apoyo al intendente y en tono severamente crítico hacia la decisión de Luis PiriMacagno de tomar distancia de su tío Enrique Ponce por su marcada alineación con el gobierno de Mauricio Macri.

El jefe comunal eligió a dos filosas espadas para que le salieran al cruce del concejal kirchnerista que saltó el cerco para formar rancho aparte, lo más lejos posible del bloque oficialista comunal, San Luis Somos Todos.

Uno de ellos, Francisco Petrino que alguna vez formara parte junto a Macagno un tándem indivisible y férreo dentro del edificio de San Martín y Belgrano,fue el primero en levantar la voz a través de su cuenta de Facebook para denostar los argumentos de su (otrora) íntimo amigo.

Petrino expresa su profunda decepción por el portazo del ex aliado y pone en tela de juicio las expresiones vinculadas a las convicciones del renunciante y prefiere creer que se trata de meras ambiciones personales las conductas de Macagno asignándole poca transparencia a su desplante. Y por eso le enrostra  con brutal franqueza: No era q perseguíamos el bien común?No era q debíamos gestionar todas las obras posibles para nuestra querida ciudad?O solo se trataba de escalar para alcanzar objetivos individuales?Cuando uno habla de convicciones personales debe defenderlos todos los días, a toda hora y con todas sus fuerzas”.

Germán

No menos duro fue Germán Ponce, hijo del intendente. Sin lujos oratorios, Germán califica de zancadilla la decisión y los dichos de su primo: Hoy todos nos sorprendimos (algunos no tanto), de la zancadilla de Luis PiriMacagno”Y acusa luego: “Pasa que cuando más cerca estás del poder, a muchos se les disparan las ambiciones”.

Peor aún, aludiendo la condición de parentesco, Germán Ponce levanta su dedo acusador y en un amague de tratar de desleal a su primo lo califica así: No se traguen el verso. No se trata de “convicciones personales”, ni de “corazón peronista”, ni de “memoria”. Esto no fue ideológico. Fue personal y familiar”.

La carta de Francisco Petrino· 

“Queridos amigos!
Los q trabajamos en la gestión municipal hoy nos sentimos profundamente decepcionados.
Lo q moviliza a una persona a posponer su actividad privada, descuidar amigos y muchas veces quitarle horas a sus propios hijos, es el deseo de colaborar en la construcción de una sociedad q sea más justa, con mayores posibilidades para los más desprotegidos y con más oportunidades de crecimiento y desarrollo.
Esta administración municipal ha gestionado obras y recursos para todos los puntanos con todos los gobiernos nacionales y provinciales, porque para eso el pueblo de San Luis eligió y reeligió a este gobierno municipal. Es la función q los ciudadanos nos han encomendado y q todos los días de nuestra vida llevamos adelante. Con errores, seguramente, y aciertos, pero siempre pensando en el bien común, en el mejorar la calidad de vida de todos los puntanos.
Entonces, q cambio?
No era q perseguíamos el bien común?
No era q debíamos gestionar todas las obras posibles para nuestra querida ciudad?
O solo se trataba de escalar para alcanzar objetivos individuales?
Mirando a los ojos les dijimos a cada vecino los sueños y proyectos q teníamos para la ciudad, y que los íbamos a realizar gestionando con quien tuviéramos q hacerlo. Y eso hacemos. Y eso hiciste. Entonces, q cambio?
Cuando uno habla de convicciones personales debe defenderlos todos los días, a toda hora y con todas sus fuerzas. Esas convicciones son las q nos movilizan día a día y es a lo q nos comprometimos con cada vecino, entendiendo q nuestro objetivo es q cada puntano viva cada vez mejor, y esto nada tiene q ver con las políticas nacionales o provinciales.
Nos eligieron para gobernar la ciudad, para anteponer el bienestar de todos por sobre los objetivos personales. 
Nos comprometimos a intentar mejorarle la calidad de vida a todos los puntanos y no a dirimir cuestiones personales desde una banca de concejal.
Cuando uno antepone ambiciones personales, se equivoca.
Cuando uno piensa en su conveniencia, se equivoca. 
Y cuando se equivoca un amigo, duele mucho más”.

La carta de Germán Ponce· 

“Queridos compañeros militantes, merecen una explicación.
Hoy todos nos sorprendimos (algunos no tanto), de la zancadilla de Luis PiriMacagno.

Estas cosas dolorosas a veces suceden. Pasa que cuando más cerca estás del poder, a muchos se les disparan las ambiciones.

No se traguen el verso. No se trata de “convicciones personales”, ni de “corazón peronista”, ni de “memoria”. Esto no fue ideológico. Fue personal y familiar (que va a ser! Pasa en todas las familias!). Cuando se trata de que “te subleva la injusticia”, no te quedás sentado cómodo en el sillón. Salís a lucharla y bancar a los más vulnerables. Como hace mi viejo día a día buscando de qué manera seguir resolviéndole los problemas a la gente. Menos se trata de ideología.

Agarrarse de la fotito para disfrazar la traición, habla más de lo que sos realmente, que lo que podés escribir en un muro (encima pagando publicidad para difundirlo!). Sabemos que ustedes han trabajado para que nosotros ocupemos esas bancas y siento vergüenza y dolor familiar por tener q salir a poner la cara por los que nos traicionan. Muchos me preguntaron si no corresponde que devuelva la banca. Y... buehhh!... Qué quieren que les diga! ...

Con más fuerza que nunca!!! Vamos por el 2019!!! Con el afecto y reconocimiento de siempre”.