“EL TEMA DEL AGUA DEBEMOS RESOLVERLO CONJUNTAMENTE”

20.11.2013 07:43

Así respondió el Intendente Municipal Enrique Ponce, al ser consultado sobre declaraciones de funcionarios provinciales que responsabilizan al Municipio por los problemas de turbidez que presenta el agua potable que se distribuye a la población.

“Nosotros hemos corroborado y documentado cuál es el origen del problema. Lo hicimos a través de análisis bioquímicos de tomas de diferentes muestras de agua y registros fotográficos y fílmicos. El problema no es el agua cruda del Dique La Florida, sino la que proviene del dique Esteban Agüero”, afirmó.

Agregó que de La Florida deberían llegar 900 litros por segundo y están llegando 600. A través de un solo acueducto, que provee a San Luis, Juana Koslay y La Punta. Se necesitan casi 1.500 litros. Es decir que la diferencia es la que provee el dique Esteban Agüero, que por sus características constructivas, al tener las tomas de agua muy profundas, cuando se producen crecientes el agua que entrega llega con muchos sedimentos y es imposible de ser tratada por la planta potabilizadora de La Aguada. Es más, ni siquiera con la planta nueva que se construye con aportes de la Provincia y la Municipalidad podría tratarse convenientemente”.

Este martes el intendente municipal se reintegró a sus funciones tras viajar la semana pasada al Vaticano para visitar al Papa, y desde las 8 de la mañana mantuvo una reunión con la plana mayor de la Secretaría de Servicios Públicos, que conduce el ingeniero Ramón Zarrabeitia; y de Servicios Básicos (Ser.Ba), para interiorizarse de los términos tratados en la reunión de ayer con el vicepresidente de la empresa San Luis Agua.

“No me interesa polemizar con las autoridades de San Luis Agua. Como Intendente mi preocupación central es resolver este problema que tiene directa relación con la salud de los vecinos. E informarles adecuadamente esta compleja situación. Si yo me pongo a responder, estaría politizando el tema. Y a la población poco le interesa señalar culpables, sino que el problema se solucione”, reiteró.

Con respecto a cuál es la solución, indicó: “Por lo que me han explicado nuestros técnicos, sería fundamental que la Planta de La Aguada reciba sólo agua del dique La Florida. Habría que averiguar por qué deberían llegar 900 litros por segundo y sólo llegan 600. Pero, además, debería planificarse la construcción de un segundo acueducto. Esa es una decisión política e institucional que debería adoptar el gobierno provincial y es lo que se debe analizar”.

En relación a lo tratado entre funcionarios municipales y de la empresa hídrica provincial, el jefe comunal insistió en que “le hemos propuesto a la Provincia que ponga en funcionamiento el Comité de Cuencas y su Consejo Consultivo, según lo establecido en el Decreto 270-MMA-2007 y del Decreto 361-MMA-2008, relativo a la emergencia hídrica de los Acueductos La Florida-Los Puquios y Río Grande”.

“El problema no es de sólo una de las partes. Ambos estados debemos trabajar conjuntamente una solución. Porque si bien el origen es el agua cruda en mal estado que recibe el Municipio, somos nosotros los que luego la tratamos y distribuimos a la población. Por eso creemos que se debe poner en funcionamiento ese organismo, convocando a los municipios y a los especialistas en la materia hídrica, para que en conjunto busquemos una solución definitiva, porque si no este inconveniente se va a volver a repetir ante futuras tormentas”.

"Para mayor seguridad, le digo a los vecinos que por cada litro de agua de consuman la hierban o le agreguen dos gotas de lavandina. De todos modos, el agua que estamos entregando -aún con cierta turbidez- es apta bacteriológicamente para el consumo de la población", aseguró.

Finalmente indicó que ha instruido a los funcionarios de Servicios Públicos y de Ser.Ba. para que realicen un informe y lo eleven al Concejo Deliberante, para interiorizarlos de la cuestión planteada y las vías de solución.