EL INTENDENTE ANUNCIÓ EL LLAMADO A LICITACIÓN PARA EL PRIMER TRAMO DE DESAGÜES PLUVIALES

24.02.2015 07:21

El intendente de la Ciudad de San Luis, acompañado de los Secretarios que integran el gabinete municipal y por Jorge González, asesor de la Secretaría de Recursos Hídricos, anunció ayer el llamado a lictación del primer tramo de los desagües pluviales, obra financiada a través de un subsidio de 40 millones de pesos, otorgado por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. 

“Quiero agradecer la presencia de un asesor muy experimentado de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, como es el compañero Jorge González, que con todo su profesionalismo ha estado acompañando el desarrollo del proyecto ejecutivo que llevó muchas horas de trabajo a Ramón Zarrabeitia, Héctor Filippello, Mario Terré, al ingeniero Catapano y a todo el equipo que ha recepcionado eficientemente todos los estudios de las cuencas hídricas  y que ha trabajado en dar solución a un problema que es recurrente durante décadas en la ciudad de San Luis, como ha sido la falta de desagües pluviales”, dijo el Intendente. 

“Si no hubiera sido por el equipo, por los municipales, por los trabajadores de Ser.Ba. que recepcionaron siempre las inquietudes de los vecinos y que actuaron con profesionalismo, si no fuera por nuestros equipos técnicos y los arquitectos que participan como asesores esto hoy no sería posible. Un ejemplo de ellos es el arquitecto Pestchanker y tantos otros más, gracias también a los colegios profesionales”. 

“Realmente llegar a esta instancia es algo que nos llena de alegría y nada menos que hoy, permítanme que lo manifieste, en el cumpleaños del ingeniero Zarrabeitia. Simplemente quiero decirles que toda obra para la ciudad siempre trae una molestia transitoria de aquellos que son los vecinos que viven allí y que sufren la obra. Porque muchas veces hay que romper un pavimento, hacer una excavación a cielo abierto y eso genera trastornos en la circulación vehicular y en los peatones, pero son precisamente esas molestias transitorias las que se transforman después en una mejor calidad de vida para todos los puntanos, a partir de seguir poniendo en valor la ciudad y hacerla más confortable y más amigable”, dijo el Intendente 

“Quiero agradecer una vez más a todo el equipo técnico de Nación, con Jorge González a la cabeza, al Secretario de Recursos Hídricos de la Nación, a Ignacio Salas, por supuesto al ministro De Vido, a José López que en representación de la Presidenta de los argentinos siempre recoge favorable y beneficiosamente la inversión para aquellos que menos tienen y que más lo necesitan, a través de políticas públicas de alcance nacional”. 

“Sin ese profesionalismo, pero también sin esa voluntad política no solo hoy no estaríamos anunciando esto, sino que tampoco podríamos haber llevado adelante la construcción después de 24 años de una planta nueva de tratamientos de residuos cloacales”.  

“Esto no quiere decir que estén todos los problemas resueltos porque la ciudad es muy grande y ha crecido mucho, pero estamos trabajando y llevando adelante estas obras que durante tanto tiempo han hecho falta para la ciudad de San Luis. Gracias a todo el equipo que lo ha hecho posible, al área técnica, el área legal, el área administrativa, Hacienda, todo este equipo que está hoy acá”, concluyó emocionado el Intendente Ponce.  

Por su parte Ramón Zarrabetia, Secretario de Servicios Públicos, dijo que “La Municipalidad cuenta con un estudio de cuencas, un plan maestro o rector de desagües pluviales. Este plan fue desarrollado en la época del Intendente Carlos Ponce, padre del actual intendente, y se comenzó a ejecutar, con toda la tramitación que requería, en Buenos Aires. La primera obra de este plan fue el denominado colector este que se construyó en aquella época”. 

“Ese canal corta el escurrimiento pluvial que baja desde las sierras y se transforma en un pequeño escudo para la ciudad de San Luis. Pero el plan no terminaba allí mismo porque la ciudad es grande y amplia, y el agua que cae en la ciudad también debe ser enviada al destino final que es el río”. 

“Dentro de ese plan, una obra esencial, muy importante, es cortar el escurrimiento a la altura de la avenida Perón y derivarlo al reservorio final que es el Río San Luis. La obra es muy importante, y el monto de 40 millones de pesos lo dice por sí solo, y tiene los inconvenientes de estar dentro de la ciudad”. 

“Hemos procurado que para entorpecer lo menos posible la vida ciudadana, cuando las excavaciones fueran muy grandes, se harán con una metodología no muy común, es decir, por túneles. Una parte de la obra se hace a cielo abierto, con un canal de hormigón, y otra parte se hace con un túnel que se arma a medida que se avanza”. 

“Termina con un cuenco de disipador de energía porque el caudal captado será realmente importante, fundamentalmente el agua que viene por Caídos en Malvinas, el de Pringles, el de Belgrano y el de Felipe Velásquez. Con esto nosotros logramos proteger el casco céntrico de los caudales que vienen aguas arriba y por otro lado disminuimos los volúmenes que llegan al oeste generando inundaciones y problemas realmente graves”, concluyó Zarrabeitia.