“DETECTAMOS IRREGULARIDADES EN TODOS LOS COLECTIVOS QUE TRANSPORTAN TRABAJADORES”, ASEGURÓ BAZLA –CRÍTICÓ AL JUEZ FERRARI

04.11.2014 08:47

El Secretario de Seguridad Ciudadana y Control Comunal, Ricardo Bazla, informó ayer que “a partir del día viernes de la semana pasada se llevaron adelante operativos de control sobre el transporte de colectivos que llevan habitualmente trabajadores a las fábricas. El personal de inspección de la Dirección de tránsito y de la Dirección de Transporte se ubicó en el parque industrial norte en donde fueron controlados doce colectivos y se labraron las actas respectivas, porque se pudo detectar una irregularidad manifiesta en todos los coches que transportan a los trabajadores”. 

“Las irregularidades consisten en la carencia absoluta de habilitaciones municipales para ejercer esa tarea, de modo que se han labrado las actas correspondientes, las que han sido elevadas al juez administrativo de faltas. A raíz de esos controles fue secuestrado un colectivo que no presentaba absolutamente ninguna documentación. Estos controles se van a incrementar en todo tipo de transportes, sobretodo en estos tipos de colectivos que llevan cantidad de personas en un número de 30 en adelante”, dijo Bazla. 

“Por otro lado,  sobre los habituales controles de alcoholemia durante el fin de semana, en total se realizaron 33 controles, de los cuales uno dio positivo. En materia de tránsito fueron controlados 85 vehículos y 19 motocicletas, pero en esta oportunidad no fue detenido ningún vehículo ni ninguna motocicleta. Sí se secuestraron tres carnet de conducir por presentar presuntas adulteraciones, y en total fueron labradas 23 actas de infracciones”. 

“En cuanto a los controles en los lugares de alquiler nocturnos, en los boliches, el viernes por la noche fue clausurado el comercio denominado “House” en la calle San Martín 488 por falta de habilitación. Ese local no tiene habilitación otorgada por la municipalidad para ejercer el comercio en ese rubro”. 

“También fue clausurado el boliche denominado “Komodo” ubicado en calle Pedernera y Mitre, cuyo levantamiento de clausura fue inmediatamente ordenado por el juez administrativo de faltas, pese a haberse comprobado fehacientemente la violación de las normas municipales en cuanto al expendio de bebidas alcohólicas a menores de edad, comprobación que fue efectuada por el personal policial que acompañó a los inspectores municipales y que derivó en el traslado de una joven menor de edad a la Comisaría del Menor. La menor luego fue puesta a disposición de sus padres por tener una edad que, conforme a la ordenanza vigente, no le permitía consumir bebidas de alcohólicas”. 

“Pese a estas irregularidades, inmediatamente, en el término de dos horas, fue levantada la clausura. Desconocemos las razones por las cuales el Juez de Faltas ordenó levantar la clausura, si sabemos la situación de incomodidad que vivieron los inspectores municipales en ese local de la calle Pedernera 1212 (Pedernera y Mitre) ante la presencia de una persona que se presentó como abogado, que dijo llamarse Olivera Aguirre, y quien profirió una serie de amenazas respecto de los inspectores municipales por la función que estaban cumpliendo de control para hacer cumplir las ordenanzas vigentes”, aseguró el Secretario de Seguridad. 

Por último el Secretario de Seguridad dijo respecto a los operativos que “La obligación de la municipalidad es garantizar las condiciones de seguridad como primera medida y con posterioridad el cumplimiento de las ordenanzas en materia impositiva o cualquier otra exigencia que tengan, pero como primera medida nuestra función es garantizar las condiciones de seguridad”, concluyó Bazla.