DECOMISAN RESES EN MAL ESTADO Y APUNTAN A LA COSAFI

07.04.2014 07:34

 Dirección de Bromatología de la Municipalidad de San Luis incautó carne en mal estado que había sido autorizada y aprobada por la Co.Sa.Fi. (Comisión Sanitaria y Fiscal) dependiente del Ministerio del Campo de la provincia de San Luis.

Un camión perteneciente al Frigorífico “Los Cardenales”, proveniente de La Punilla transportaba reses de carne vacuna y porcina. Ésta última presentaba evidentes y visibles anomalías, por lo que se procedió a decomisar la mercadería que debía arribar a la Ciudad. Otra parte de la carga siguió camino a la ciudad de Juana Koslay, dado que la casilla sanitaria de tal comuna no vio ningún inconveniente. 

Edgar Medina, Director de Bromatología, comentó lo sucedido: “Cuando llegó el camión para las inspecciones obligatorias, ni bien abrimos las compuestas observamos que la carga no presentaba el aspecto ni las condiciones necesarias para la habilitación. En especial la carne porcina que no estaba envuelta en bolsa alguna, contaminándose con la carne vacuna. Además estaba muy mal pelada y parte de la carne iba apoyada directamente sobre el suelo del camión”. 

El funcionario amplió al decir que “Introducir la mercadería en este estado es algo que no íbamos a permitir. Por lo mismo labramos un acta, requisamos el producto y dimos conocimiento al Juez de Faltas para que actúe. También lo hemos hecho público para que los vecinos puedan informarse”. 

Luego Medina formuló: “Que haya estado autorizado por la Co.Sa.Fi. realmente nos alarmó, porque los productos no estaban en condiciones y es algo que saltó a simple vista, ni bien abrimos las puertas del camión. Realmente no entendemos cómo pudo ser autorizado”. 

Por su parte, el titular de la Co.Sa.Fi, Carlos Montalvi, se excusó al manifestar que la dependencia que él dirige, solo controla las cuestiones administrativas por falta de personal y de herramientas necesarias para inspeccionar los cargamentos. Textualmente dijo que la Comisión cuenta con 150 empleados cuando deberían ser 300.

La mercadería será trasladada para que disponga de ella el Juez de Faltas, quien deberá realizar un Oficio para decidir sobre el destino final de lo incautado.